Escucha ahora

Lo que hay que oír

Erika Nota, Paulette Thomas y Orman Innis


Adeptos a Maduro queman camiones con ayuda humanitaria para el pueblo venezolano

Este sábado 23 de febrero voluntarios intentaron llevar alimentos y medicamentos a la población desde la ciudad colombiana de Cúcuta.

Adeptos a Maduro queman camiones con ayuda humanitaria para el pueblo venezolano

La ayuda humanitaria fue incendiada en paso fronterizo con Colombia. Foto: Cortesía

La jornada de este 23 de febrero en la frontera colombo-venezolana fue intensa. Miles de voluntarios encabezados por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaido, intentaron cruzar la ayuda humanitaria a territorio venezolano pero la Guardia Nacional Bolivariana lo impidió. Algunos de los camiones con alimentos y medicinas fueron incendiados.

 

El presidente encargado Juan Guaido, del lado colombiano anuncio que las turbas del régimen no les detendrían en su deseo por llevar la ayuda a los venezolanos.

 

En Caracas, Nicolás Maduro tenía el respaldo de otros grupos. Desde las afueras del Palacio de Miraflores dijo que sigue más fuerte que nunca y no lo detendrá en defensa aparente de la soberanía nacional.

 

El ingreso de la ayuda humanitaria a través del puente internacional Simón Bolívar fue parcial. El secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, declaro que la dictadura hizo lo cobarde en indecente.

 

La batalla para cruzar camiones con alimentos y medicamentos a Venezuela recibió el apoyo de varios gobiernos de la región. Sebastián Piñera, de Chile se pronunció ante la actitud del chavismo.

 

El fin de semana, mas uniformados desertaron a las filas de la Guardia Nacional para reconocer al presidente encargado Juan Guaido. Ya se cansaron de atacar al pueblo y reconocen que también sufren por la falta de alimento en sus hogares.

 

En la frontera con Brasil, se dieron enfrentamientos entre civiles y pro chavistas, dejando 4 personas fallecidas.

 

Nicolás Maduro anuncio la ruptura de relaciones con Colombia y les dio 24 horas a los diplomáticos colombianos para abandonar Venezuela.