Escucha ahora

Panamá Hoy


Desde 2020, padres de familia con hijos en escuelas particulares podrán recibir beneficios de la Ley 37 de 2018

Personal de la DGI explica a directivos de los centros educativos sobre el alcance de la norma que permite la deducción de gastos escolares del impuesto sobre la renta.

Desde 2020, padres de familia con hijos en escuelas particulares podrán recibir beneficios de la Ley 37 de 2018

La jornada de capacitación fue organizada por UNCEP. Foto: Radio Panamá

Con la aprobación y entrada en vigencia de la Ley 37 de junio de 2018, aquellos padres de familia con hijos en escuelas particulares recibirían los beneficios de la deducción del impuesto sobre la renta de los gastos escolares, pero entender el alcance de la norma aun se constituye en un reto para los involucrados, incluso los dueños y directivos de los colegios, quienes este miércoles recibieron una capacitación de manos de especialistas de la Dirección General de Ingresos.

 

Según la ley aprobada hace un año, los padres de familia o tutores de menores que estudien en colegios particulares podrían recibir un reconocimiento de hasta 3 mil 600 dólares por los gastos incurridos en la  escolaridad de cada hijo.

 

El jefe del departamento jurídico de la Dirección General de Ingresos, Rafael Brown, explico que es la primera capacitación que se realiza a administradores y propietarios de los colegios particulares sobre el tema, y que se inicia un ciclo de trabajo con la finalidad de instruir a las partes sobre el procedimiento para hacer efectivo este reconocimiento.

 

La vicepresidenta de la Unión Nacional de Centros Educativos Particulares (UNCEP), Katya Echeverría, dijo que la deducibilidad de los gastos escolares del impuesto sobre la renta a padres de familia con hijos en escuelas del sector privado era una lucha de varios años.

 

A partir del 2020, en su declaración de renta, los contribuyentes podrán incluir los gastos escolares -debidamente sustentados- que estén relacionados con el pago de matriculas, mensualidad, compra de uniformes y útiles escolares, al igual que en concepto de transporte colegial del año anterior.

 

Para hacer efectivo el beneficio es importante que las facturas estén a nombre del padre o tutor responsable que declara.

 

La ley tambien aplica para padres de jóvenes universitarios hasta los 25 años de edad. Para los estudiantes con algún tipo de discapacidad, la deducción seria del 100 por ciento.