Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


En Puntitas: Peter Pan en la política

Si no nos tomamos la tarea en serio la goma de carnavales va a durar mucho más que hasta el miércoles de ceniza.

En Puntitas: Peter Pan en la política

Tribunal Electoral. Foto: Cortesía

Peter Pan es conocido como el niño que nunca quiso crecer, pero muy pocas personas se fijan en que él tampoco dejó crecer a los demás. Peter envolvía a los niños perdidos en un mundo mágico. Los entretenía con atracciones llenas de diversión y fantasía para que ni se preguntaran por lo qué hay más allá.

 Esto debe sonar conocido. Muchos políticos tratan de asombrar a sus ciudadanos con obras públicas de gran magnitud e intentan entretenerlos con celebraciones innecesarias para encubrir lo que están haciendo mal. Cuando un político roba dinero o no cumple con sus promesas le quita oportunidades de desarrollo a un país.

Yo también canté “los locos somos más” en medio de los culecos de los carnavales del 2009. La carrera presidencial de Ricardo Martinelli causó tal euforia que el 60% del electorado lo respaldó ese año. El problema es que la decepción que provocó su gestión por los escándalos de corrupción que se han destapado ha prolongado la resaca del pueblo hasta el día de hoy. Tal vez porque el gobierno de Juan Carlos Varela no ha logrado sacar a los ciudadanos de esta, tiene el peor nivel de aceptación desde que comenzó nuestra historia democrática según las encuestas y ha sido señalado por corrupción. Parece que llevamos 10 años en lo mismo. Pero no sirve de nada quedarse en esta decepción. El periodo de campaña electoral con vistas a las elecciones generales del 5 de mayo ya comenzó y es la oportunidad perfecta para avanzar.

Por esto, repetir la historia sería un pecado. “Le toca al PRD” es una de las frases que más se escucha entre los panameños cuando discuten sobre los comicios, pero, ¿esto es así?, ¿acaso nuestro voto se basará en la costumbre de cambiar de partido o en que el binomio Martinelli-Varela ha generado suficientes traumas? Esto sería preocupante. Le estaríamos dando el protagonismo y poder al sistema. Dejarse llevar por lo que “debería pasar” es repetir la historia y permitir que lo establecido, de lo que tanto nos quejamos, determine el futuro. Tenemos que tomarnos unos minutos para leer las propuestas y reflexionar para poder crear el cambio nosotros. A fin de cuentas, los políticos nos representan. Una sociedad que no se involucra en la dinámica social produce el mismo tipo de gobernantes. Cuidado.

Todos los partidos tienen retos para convencernos. El Partido Panameñista se enfrenta a que en la historia de la democracia panameña ningún partido ha gobernado dos veces seguidas. En los últimos días se ha visto a José I. Blandón utilizar cada oportunidad que tiene para separarse de la administración actual a pesar de que es el alcalde de la capital. Cambio Democrático medirá el impacto en la ciudadanía de los casos de corrupción que involucran a varios altos cargos del colectivo. El PRD decepcionó mucho a los panameños en el pasado y estos lo castigaron con 10 años fuera del poder. No sé si el pueblo está listo para recibirlos de nuevo. En el caso del Frente Amplio por la Democracia el bajo número de adeptos será el principal obstáculo para que obtenga la victoria. Los candidatos independientes son los primeros beneficiados de la inestabilidad de los partidos, pero la falta de estructura institucional dificultará su triunfo. Definitivamente estamos ante una de las elecciones más inciertas en nuestra historia. Esto no es negativo. Nos da la oportunidad de cambiar las cosas si no nos dejamos llevar por las decisiones del pasado y las rabias del presente.

 

Muchas veces los funcionarios se conforman con fe y confianza en que si su show mediático durante la campaña es lo suficientemente bueno nadie preguntará de más. Nuestros representantes manejan el dinero público como el polvo de hadas de Campanita. Lo esparcen en forma de regalos y subsidios para contentarnos. Pero, así como los niños perdidos se rebelaron y decidieron volver al mundo real, nos toca elegir a un político por sus propuestas de campaña e ignorar lo pegajosos que son los “jingle” que les componen los cantantes de reggaetón para que bailemos en los culecos. Si no nos tomamos la tarea en serio la goma de carnavales va a durar mucho más que hasta el miércoles de ceniza.   

 

Valentina Hilaire

@valihilaire

La autora es estudiante de Periodismo