Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Reprobados elevan casi al doble el costo de un estudiante para el Estado

En el informe del sistema de información del departamento de estadística del Ministerio de Educación se habla que en el año 2018 hubo aproximadamente 36 mil estudiantes reprobados entre primaria, premedia y media.

Que la educación esté en crisis en Panamá no es novedad, es una narrativa que ya tiene varios capítulos y no termina de llegar su desenlace.

En el informe del sistema de información del departamento de estadística del  Ministerio de Educación se habla que en el año 2018 hubo aproximadamente 36 mil estudiantes reprobados entre primaria, premedia y media

Mientras que los  datos manejados por los gremios docentes arrojan que el número ascendió a  50 mil alumnos reprobados en alguna materia en el año lectivo 2018.

Un estudiante de primaria, en una escuela oficial, le cuesta,  al año un valor cercano a 600 dólares al Ministerio de Educación;

Mientras que los fracasos le cuestan alrededor de 800 dólares por estudiante de primaria y mil 200 por estudiante de premedia y media.

La interrogante aquí planteada es: ¿Cuál es la causa del elevado número de fracasos escolares?

Los gremios educativos sugieren que una de las posibles causas serían  factores como la desintegración familiar, el mal uso de la tecnología, el poco interés del estudiante en prepararse y la poca supervisión de los padres de familia.

Entre las materias con mayores números de fracasos están: español, matemáticas y ciencias, según los demuestra el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo, en el que participaron 15 países de América Latina y el Caribe, en donde se  reveló que 3 mil 631 alumnos de tercer grado y otros 3 mil 775 de sexto grado mostraron deficiencias en esas materias.

Para muchos la solución sería aumentar los recursos para la educación a un monto cercano al 6% del Producto Interno Bruto que tiene Panamá que en el 2018 alcanzó los  $41,693.4 millones de dólares.

Otra alternativa, no es esperar el último trimestre, para que se prendan las alertas. La idea es que estos niños y jóvenes sean tratados a tiempo dentro de módulos especiales a fin de no perder el año escolar.

La interrogante aquí planteada es: ¿Cuál es la causa del elevado número de fracasos escolares?