Escucha ahora

Boletín Agropecuario

Ing. Mario Etchelecu, Ing. Fabio Garibaldo


Sin exigencias el nivel educativo no puede mejorar; Milvia Lozano

La profesora y empresaria comentó acerca del correcto uso del idioma español y las exigencias que se requieren dentro del cuerpo docente nacional

Sin exigencias el nivel educativo no puede mejorar; Milvia Lozano

Profesora Milvia Lozano de Rodríguez en entrevista. Foto: Radio Panamá

La profesora Milvia Lozano de Rodríguez, comentó en Radio Panamá acerca del correcto uso del idioma español y las exigencias que se requieren dentro del cuerpo docente nacional y su necesidad de cambios e innovación.

 

De Rodríguez enfatizó que “hay que revisar el perfeccionamiento del docente” como parte del aumento de estándares en los colegios particulares y gubernamentales del país. Explicó que un profesor que no está adecuadamente capacitado no podrá motivar ni enseñar de forma óptima a los estudiantes.

 

La también empresaria indicó que “hay que hacer una evaluación de los temas y de la metodología” como herramientas aplicables para conocer la capacidad del docente en turno, a la vez que señaló que “si enseñas de forma mecánica el estudiante no tendrá deseo de aprender” como una de las principales causas de deserción estudiantil.

 

“Ha llegado el momento de que la educación cambie desde el aula de clase y desde la formación del docente” consideró la profesora con respecto a crear conciencia en el docente como líder del salon y orientador de los jóvenes alumnos para entusiasmarnos y lograr aumentar el grado de responsabilidad y pertenencia que menguan en los profesores.

 

De Rodríguez comentó acerca de los estándares de educación que se presentan en muchos centros educativos del país que “el docente tiene que aprender a exigir” ya que afirma que si no hay exigencia el nivel educativo no podrá mejorar.

 

Puntualizó que se necesita mantener una educación continua con los maestros, además de recalcar el rol que los directores de colegios tienen que jugar como primeros inversores en el mejoramiento de los docentes que son la imagen de su colegio y los orientadores de los alumnos.

 

“En los colegios gubernamentales no existe un sistema de supervisión al profesor, eso es algo que los colegios particulares sí poseen y marca una gran diferencia en la educación y desempeño” expresó la profesora, asegurando que el ser supervisado no debe causar incomodidad en los docentes ya que es, en muchas ocasiones, con la intención de corregir y mejorar la calidad de educación que se le brinda a los estudiantes.

 

Redacción: Irene Acosta

Estudiante de Comunicación Social