Escucha ahora

Panamá Hoy Edición Vespertina


Sin Filtro: Educación; La deuda de Panamá con su presente y futuro

La interrogante aquí planteada es: ¿En qué se invierten los recursos que deberían ser destinados a la educación?

 La Unesco y el BID desarrollaron el estudio Suficiencia, equidad y efectividad de la infraestructura escolar en América Latina según el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo, con el fin de investigar las características de las infraestructuras escolares de la región.

 

Preguntas como si los espacios físicos en los que estudian los niños y jóvenes latinoamericanos son suficientes o adecuados para garantizar aprendizajes  y si la relación de nivel de infraestructura escolar y desarrollo económico van de la mano para estudiantes de tercer  y sexto grado salen a la palestra pública.

 

Panamá país que se encuentra reflejado en el estudio con el tercer mejor ingreso en paridad per cápita del Producto Interno Bruto, tienes niveles de suficiencia educativa muy bajos.

 

La interrogante aquí planteada es: ¿En qué se invierten los recursos que deberían ser destinados a la educación?

 

El informe señala a Panamá en la tercera posición de ingreso de paridad de  PBI per Cápita, en la misma posición de países como Uruguay. Pero al ponerse a comparar desarrollo económico versus infraestructura y apoyo escolar, las cifras están por el piso.

 

Mientras que países como Uruguay y Chile con PBI en 21 mil y 19 mil superan niveles del 60% en agua y saneamiento para las escuelas, Panamá apenas alcanza un 44%.

 

En temas como conexión a servicios, Uruguay llega al 98% mientras que Panamá solo al 64%, y en espacios académicos el primero alcanza el 73% y el istmo solo llega al 37%

 

Si comparamos las escuelas oficiales y las particulares en Panamá, es evidente que la diferencia entre  ambos es favorable de manera abismal para las segundas mencionadas, separándose por más de 40% en cada categoría.

 

 

Según los especialistas los actores clave que intervienen en la educación -estudiantes, docentes y administradores- tienen que tener un mínimo nivel de bienestar para poder concentrarse en los aprendizajes, es decir deben tener un nivel de infraestructura suficiente para poder lograr sus objetivos.

 

Aunque Panamá tiene uno de los mejores de los ingresos de la región, los recursos destinados para la educación o son mal utilizados o nunca llegan a destino.

Por lo que la interrogante aquí planteada es: ¿En qué se invierten los recursos que deberían ser destinados a la educación?