Escucha ahora

La Ventana

John De León


Factor Huiefme: Clave para enfrentar a México; Por Manolo Álvarez

Con un empate me conformo y si logramos el triunfo, entonces mucho mejor, a pesar del factor Bolillo.

Factor Huiefme: Clave para enfrentar a México; Por Manolo Álvarez

Manolo Álvarez Cedeño. Foto: Leonardo Grinspan

Por Manolo Álvarez Cedeño
Tuiter: @manoloalvarezc
Email: alvarezss100@gmail.com

 

 

Para que los grandes no sean tan grandes, en la vida y fundamentalmente en el fútbol, hay que encararlos sin miedo y sin tembladeras, utilizando los puntos claves que conforman el factor “HUIEFME”: Huevos, Inteligencia Emocional y Fuerza Mental.

Por esa razón, la clave HUIEFME tiene que estar muy arraigada en la siquis de los futbolistas de Panamá que enfrentan el último recorrido de la hexagonal final; lo mismo que del cuerpo técnico de la sele, que en más de una ocasión se ha derrumbado cuando las cosas se han puesto color de hormiga, como en el caso de Honduras, cuando el director Bolillo Gómez tiró la toalla para desplomarse casi al término del cotejo, en los momentos en que los catrachos casi nos hacían naufragar en nuestra casa del estadio Rommel Fernández Gutiérrez.

En aquella ocasión y casi al término del encuentro, Román “El Mazinger” Torres, asumió con “mucha H de testosterona” el control del barco que su capitán Bolillo había abandonado a la deriva, para emerger de “salvador de la patria”, obteniendo el gol que nos dio la paridad a dos, cuando el cotejo ya daba su último suspiro.

 

Nuestro primer reto en esta fase, es México con su “jarabe tapatío” que nos espera “gandío” el 1 de septiembre próximo, con las garras afiladas de la serpiente emplumada, en el intimidante “Coloso de Santa Úrsula” en la Calzada de Tlalpan y Acoxpa de la capital mexicana.

Este estadio es el tercer mayor de América y el undécimo más grande del mundo, con un aforo para 87 mil espectadores. Inaugurado en 1966, para el mundial de 1970, este estadio fue construido a una altura de 2 mil 250 metros sobre el nivel del mar, lo que representa un factor en contra de los extranjeros que allí jueguen, debido a que por no estar acostumbrados, el rigor de la altitud los afecta físicamente de manera negativa.

 

Panamá llega diezmado a este cotejo con México, debido a la ausencia de su líder indiscutible Román “El Mazinger” Torres, que se perderá el encuentro por la acumulación de dos cartones amarillos. Camargo y Jaime Penedo tampoco estarán por lesiones, lo que representa un negativo hándicap en nuestra contra.

 

Sumadas estas ausencias a la tozudez y al capricho del Bolillo de prescindir en la convocatoria, de Ismael Díaz y de Jorman Aguilar,  tendremos un partido complicadísimo para los nuestros, allá en el “Coloso de Santa Úrsula”.

 

Sin embargo, y como lo han planteado los históricos exselecionados panameños, Ricardo “El Patón” Phillips, Luis Ángel “Pito” Rodríguez y Engin “el Doctor del Fútbol” Mitre, Panamá tiene que jugarle sin complejos, con astucia  y con mucha valentía a México, porque nuestros jugadores han demostrado que tienen la capacidad para encarar estos compromisos de gran trascendencia.

 

Nuestros mediocampistas y defensores tendrán que estar cien por ciento concentrados y enfocados, durante los 90 minutos y resto de partido, para no permitir la mínima fisura que nos haga vulnerables al asedio mexicano

Entonces y por las razones expuestas, será vital que el factor “HUIEFME” sea la principal herramienta de nuestros jugadores, para salir con al menos un punto, del reducto mexicano.

Pero como sentenció en 1902, Victoriano Lorenzo, el primer guerrillero de Latinoamérica en el siglo XX: “La pelea es peleando”, por lo que a México hay que ir dispuestos a dar la pelea hasta el último hombre y la última trinchera.

Con un empate me conformo y si logramos el triunfo, entonces mucho mejor, a pesar del factor Bolillo.

Saludos soy Manolo Álvarez Cedeño, el de La voz de Manolo.