Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Infraestructuras deportivas, el gran reto; por MIguel Ángel Cuadra

Podría seguir citando más ejemplos, así como escuchaba a quienes cubren la final del béisbol juvenil decir que el Estadio Rico Cedeño, en Chitré, presenta muchos detalles de diseño y construcción que atentan contra la buena práctica del deporte, al igual que para los medios de comunicación hacer de manera cómoda su trabajo.

Infraestructuras deportivas, el gran reto; por MIguel Ángel Cuadra
Por: Ing. Miguel Angel Cuadra C. / Director Carrusel Deportivo @mcuadra05


Ayer, escuchaba en un programa de radio a los residentes de Los Andes, San Miguelito quejarse nuevamente por la idea de construir un estadio en Los Andes #2, en este sector que cuenta con una instalación deportiva para el uso de la comunidad, al parecer existe un proyecto que contempla construir en ese mismo lugar un estadio semejante al construido en la Cinta Costera #3, barrio del Chorrillo.

Traté de entender la posición de las personas que llamaban a quejarse, porque indicaban que no se oponían a la construcción del estadio como tal, sino a las condiciones bajo las cuales se iba a realizar la obra. Por ejemplo, el cuadro actual permite a los residentes hacer uso de las instalaciones y tomando de referencia lo que sucede en la Cinta Costera #3, los residentes del Chorrillo no pueden hacer uso del mismo, tienen que pagar un alquiler por el mismo; ya que la administración del estadio está bajo responsabilidad de Pandeportes.

A la vez, pensaba que era algo ilógico que en un sector del país que es de los más poblados en la actualidad, no existan instalaciones deportivas para darle respuesta no solo al sector de Los Andes #2, sino a todo el distrito de San Miguelito. La diferencia entre residentes y los responsables del proyecto radica que el estadio que en la actualidad lo usan para diferentes actividades deportivas, sería para uso exclusivo del fútbol; en especial para uso de la LPF, algo que no me consta pero no es la primera vez que lo mencionan los residentes del sector.

De igual forma, escuchaba a los fanáticos del béisbol, que se quejaban de la situación de los estadios de beis; en particular del Justino Salinas en La Chorrera. Sabemos que una de las áreas más sensibles de Pandeportes es su presupuesto de inversión y mantenimiento, pero no podemos negar que así como San Miguelito sigue creciendo, la décima provincia crece igual de rápido y un estadio como el Justino Salinas, no brinda las condiciones para la práctica del béisbol de forma adecuada para los fanáticos, para los jugadores y para los medios de comunicación, puesto que su infraestructura se ha quedado pequeña y ni hablar de las condiciones del terreno de juego, con las torres de las luces dentro del mismo y un terreno que no se encuentra en buenas condiciones.

Podría seguir citando más ejemplos, así como escuchaba a quienes cubren la final del béisbol juvenil decir que el Estadio Rico Cedeño, en Chitré, presenta muchos detalles de diseño y construcción que atentan contra la buena práctica del deporte, al igual que para los medios de comunicación hacer de manera cómoda su trabajo.

El gobierno, de una manera u otra ha tratado de buscar opciones al otorgar proyectos de inversión para la construcción de nuevas instalaciones en Chiriquí y Bocas del Toro, se habla que pronto también se incluirá Los Santos (Las Tablas), consideremos que los estadios de Aguadulce, Santiago y Chitré; son relativamente nuevos (a los últimos dos se les ha tenido que invertir en reparar), pero todos son estadios diseñados para uso exclusivo del béisbol y no así se han previsto planes para la construcción de instalaciones deportivas como el fútbol y baloncesto, en el resto del país.

Son muchas las aristas que habría que cubrir, pero el Gobierno debe hacer un plan de trabajo y realizar los estudios respectivos, primero a las obras existentes y luego en base al crecimiento de la población para identificar las prioridades; porque de nada sirve construir instalaciones que solo pueden utilizarse durante pocos meses al año pues el mantenimiento debe ser mensual y generalmente si descuidamos el mantenimiento de las infraestructuras, repararlas cuesta el doble.