Escucha ahora

Boletín Agropecuario

Ing. Mario Etchelecu, Ing. Fabio Garibaldo


Un pasado que está más presente que nunca; Miguel Ángel Cuadra

De los 22 jugadores convocados para el partido del viernes, 11 estuvieron en el partido aquel 11 de octubre de 2013.

Un pasado que está más presente que nunca; Miguel Ángel Cuadra

Miguel Ángel Cuadra. Foto: Leonardo Grinspan

Por: Ing. Miguel Angel Cuadra C.
Director Carrusel Deportivo @mcuadra05

Han pasado ya más de 3 años, luego del partido aquel 11 de octubre de 2013 celebrado en el Estadio Azteca, donde Panamá perdió 1-2 ante una selección mexicana que no había tenido su mejor hexagonal, que a la postre al único equipo que le pudo ganar en el coloso de Santa Úrsula fue a nosotros y que le sirvió para mantener vivo el espíritu de que por lo menos Panamá, de visita no le puede robar puntos.

Recuerdo perfectamente el entorno de este partido, la selección de Panamá viajaba con un cúmulo de presiones de la prensa sobre el técnico Julio César Dely Valdés, una marcada fricción entre el técnico y parte de la prensa, el supuesto que los jugadores panameños que militaban en México, por presiones o arreglos venderían el partido, una división y malestar de la fanaticada por los resultados; en fin nada distinto a lo que hoy día podemos palpar de cara al compromiso del día viernes.

Pero no solo por el lado de Panamá la historia es muy similar, en México la prensa no dejaba respirar al técnico que ya lo habían cambiado en plena eliminatorias dos veces, el fanático mexicano molesto con el pobre desempeño del TRI, le pasaba factura con la compra de boletos al partido, en el ambiente existía la duda de que ya el Estadio Azteca no pesaba como antes; puesto Jamaica, Honduras, Costa Rica y USA, todos habían rescatado un empate de visita y muchos veían que por lo hecho por Panamá en la Copa Oro 2013, donde en dos ocasiones se le ganó al equipo de México, el peligro era latente, que más allá del rival, el resultado negativo o un empate con Panamá los dejaría con medio pie fuera del mundial de Brasil.

Hoy, ciertamente hay otros elementos que ponderar. México llega en una situación inversa. Si ganan o empatan aseguran su clasificación a Rusia 2018 y si pierden, no pasa absolutamente nada, porque le quedarían 3 partidos adicionales para buscar la clasificación. Por otra parte, para Panamá la historia es igual a la del hexagonal anterior, porque por todos los puntos perdidos de local, en uno de los dos partidos restantes de visita deben rescatar al menos un punto, que le permita mantenerse en la pelea por esa cuarta plaza que daría la opción de llegar al repechaje.

De los 22 jugadores convocados para el partido del viernes, 11 estuvieron en el partido aquel 11 de octubre de 2013, por lo que ya saben lo que es ir a un Estadio Azteca, jugar en la altura y llegar con la cruz a cuestas de que no hemos rescatado puntos de visita en México por eliminatorias.

Es muy difícil poder hacer un análisis puntual de lo que podemos esperar para el viernes, Panamá llega muy limitado, con ausencias importantes, poca profundidad en posiciones claves y con un elemento crítico, que es la falta de goles en las eliminatorias.