Escucha ahora

La Ventana

John De León


China critica a EEUU por rebaja calificación deuda

Pekín condenó además a Estados Unidos por su "adicción a las deudas" y "miopía" política, señalando que el mundo necesitaba de una divisa mundial de reserva más estable.

China critica a EEUU por rebaja calificación deuda
Estados Unidos perdió su calificación de deuda AAA de la agencia Standard & Poor's, una medida que provocó el sábado severas críticas a Washington por parte de China y profundizó la alarma de los inversores sobre la crisis de la zona euro.

China dijo que sólo Estados Unidos era el responsable de su nueva situación crediticia e hizo llamados para establecer una nueva y más estable moneda global de reserva.

"El Gobierno de Estados Unidos debe aceptar el doloroso hecho de que los buenos días de antaño, cuando podía endeudarse para salir de problemas creados por él mismo, finalmente se han terminado", afirmó la agencia de noticias china Xinhua, en un comentario de severa retórica.

S&P recortó la calificación de crédito de largo plazo de la deuda de Estados Unidos en un escalón a "AA+" ante la preocupación sobre el déficit de presupuesto del país y su creciente carga de deuda. La medida posiblemente elevará los costos de endeudamiento del Gobierno, empresas y consumidores estadounidenses.

Además de recortar la calificación de Estados Unidos, S&P dijo que el panorama era "negativo", una señal de que es posible otra rebaja en los próximos 12 a 18 meses.

El temor de que la crisis de deuda de la zona euro se esté extendiendo y de que Estados Unidos esté cayendo en una recesión generó una caída en las acciones que costó unos 2,5 billones de dólares a los mercados esta semana.

Un crecimiento mejor a lo esperado de los empleos en julio ayudó a sostener a Wall Street el viernes, pero las bolsas volvieron a caer en números rojos al cierre de sus operaciones.

CHINA CONDENA "MIOPIA" POLITICA

Pekín condenó además a Estados Unidos por su "adicción a las deudas" y "miopía" política, señalando que el mundo necesitaba de una divisa mundial de reserva más estable.

"China, el mayor tenedor de deuda de la única superpotencia mundial, tiene ahora todo el derecho de exigir que Estados Unidos aborde sus problemas estructurales de deuda y garantice la seguridad de los activos en dólares de China", dijo Xinhua.

También instó a Estados Unidos a aplicar el "sentido común", reduciendo los gastos en defensa y bienestar social, y sostuvo que nuevas rebajas en la calificación de deuda posiblemente socavarían la recuperación económica global, desatando otra ronda de caos financiero.

"Debería crearse una supervisión internacional sobre el tema de los dólares estadounidenses, (además de) una nueva, estable y segura moneda de reservas mundiales como opción para evitar una catástrofe causada por un único país", agregó.

El ministro de Negocios británico, Vince Cable, respaldó el llamado de China sobre la necesidad de establecer otra moneda global de reserva, pero dijo que por el momento el dólar estadounidense seguía siendo clave.

"Esta disputa se ha producido por largo tiempo y sería una camino sensato para el mundo, pero no es algo que vayamos a hacer de la noche a la mañana", señaló a la cadena BBC.

Cable había criticado severamente las peleas al interior del Congreso estadounidense antes de alcanzar un acuerdo sobre el límite de deuda y advirtió que la calificación de deuda de Washington estaba en riesgo.

"A corto plazo, el dólar estadounidense es una moneda internacional clave, y aunque francamente, los legisladores estadounidenses hicieron un desastre hace unas semanas, ahora volvieron a la senda, han decidido manejar el tema de la deuda de una forma prudente", expresó.

Francia, en tanto, afirmó que tenía confianza en que Estados Unidos saldría del "difícil periodo" por el que atraviesa su economía.

S&P responsabilizó en parte por su decisión a la arriesgada política que se vio en Washington, diciendo que las disputas entre partidos estaban evitando que el país abordara con eficiencia sus problemas de déficit y deuda.

ITALIA ANUNCIA REFORMAS

Aunque el impacto por el corte en la calificación de deuda podría ser modesto en los mercados financieros el lunes porque la decisión era esperable, el cambio podría tener un gran efecto a largo plazo para la posición de Estados Unidos en el mundo, el estatus del dólar y el sistema de finanzas global.

"El sistema mundial ahora debe ajustarse a las muchas implicaciones e incertidumbres de la alguna vez impensable pérdida de la calificación AAA de Estados Unidos", dijo a Reuters Mohamed El-Erian, uno de los jefes de la oficina de inversiones en Pacific Investment Management Co., que supervisa activos por 1,2 billones de dólares.

En Europa, Italia cedió a la presión mundial al comprometerse a realizar recortes para equilibrar su presupuesto en 2013, a cambio de ayuda en financiamiento del Banco Central Europeo (BCE).

"Consideramos apropiado acelerar las medidas que presentamos recientemente en la ley de planificación fiscal para darnos la posibilidad de lograr nuestro objetivo de equilibrar el presupuesto antes, para 2013, en lugar de 2014", dijo el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

El anuncio del viernes por parte de Berlusconi se llevó a cabo en una rueda de prensa tras una jornada en la que conversó con líderes mundiales como la canciller alemana, Angela Merkel, y el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Tim Geithner.

Berlusconi dijo que los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete países industrializados se reunirían "en pocos días" para buscar un plan común de acción.

Fuentes cercanas al tema dijeron a Reuters que el BCE había exigido tales medidas a cambio de la compra de bonos para aliviar la presión sobre Italia, que se ha convertido en blanco de los ataques del mercado.

La Casa Blanca dijo el viernes que el presidente Barack Obama había conversado por separado con Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, sobre la crisis de la zona euro, pero no ofreció detalles.
El desacuerdo entre los expertos en política de la UE sobre cómo detener la desastrosa propagación de la crisis de deuda soberana a Italia y España, las tercera y cuarta mayores economías de la zona euro, ha frustrado a los inversores.

El BCE decepcionó a los mercados al comprar bonos portugueses e irlandeses, pero no papeles de los gobiernos de Italia y España, donde los rendimientos de bonos explotaron esta semana por el temor a que necesiten un rescate.

Eso ahora parece haber sido una estrategia para obligar a Italia a tomar medidas.

José Manuel González-Páramo, miembro del consejo directivo del BCE, dijo que esperaba que España anunciara nuevas medidas el 19 de agosto para garantizar que cumplirá sus objetivos de austeridad presupuestaria.

Anteriormente en el día, China y Japón pidieron acciones coordinadas para evitar una nueva crisis mundial con base en Europa y Estados Unidos.