Escucha ahora

Frecuencia Deportiva

David Salayandía y Ramón Monchi Webster


Actitud y erotismo complemento para una entrega sin barreras

Cuando el encuentro intimo incluye ricos condimentos hay que aprender a disfrutarlos sin culpas y sin tabúes

Actitud y erotismo complemento para una entrega sin barreras

Actitud y erotismo. Foto: Archivo

El mundo del contacto erótico es tan amplio que reducirlo a unas pocas acciones es privarse de una multiplicidad de sensaciones. La repetición de las mismas prácticas es un camino directo a la rutina y, por ende, a la insatisfacción.

Tenemos que aprender a reconocer que la vida sexual y la vida en general requiere cambios: demanda provocar y provocarnos y buscar y explorar nuevas formas de relación. Las situaciones conocidas terminan aburriendo, o perdiendo la adrenalina de lo nuevo. La clave es renovar.

El deseo sexual no se define sólo como las ganas de tener sexo, también tienen que ver con las fantasías que lo acompañan y fundamentalmente con la búsqueda de una intensidad satisfactoria para ambos.

Para tener actitud, hay que tener en cuenta el acuerdo con la pareja. No necesita ser explícito; los cuerpos tienen la capacidad de comunicar, de decir lo que se quiere y cómo se quiere.

Hay mujeres y hombres que, entregados al frenesí sexual, exponen sus gustos sin reparos y se dejan llevar por la excitación del momento, así debe ser, siempre y cuando exista acuerdo entre ambas partes para suponer que lo que se dice y se hace es parte del juego erótico.

Cuando la entrega incluye ricos condimentos, hay que aprender a disfrutarlos sin culpas y sin tabúes.