Bondades y propiedades de los batidos verdes

Las frutas y verduras crudas aportan principalmente agua vitalizada (del propio alimento), fibra, hidratos de carbono, vitaminas, enzimas, y minerales

Bondades y propiedades de los batidos verdes

Bondades y propiedades de los batidos verdes. Foto: Cortesía

Si en ocasiones tienes ansiedad por la comida, o quizá quieres adelgazar, o simplemente estar saludable y llena de energía limpia, los batidos verdes son para ti.

El batido verde básico está compuesto por agua + fruta + verdura de hoja verde.

Existen muchos tipos y corrientes dentro del mundo de los batidos verdes, sobretodo ahora que se han puesto tan de moda.

Qué nutrientes te aportan los batidos verdes

Las frutas y verduras crudas aportan principalmente agua vitalizada (del propio alimento), fibra, hidratos de carbono, vitaminas, enzimas, y minerales.

En el caso concreto de la hoja verde, los principales minerales que contiene son hierro, magnesio, y calcio, así como también clorofila del verde de sus hojas. Por eso es recomendable usar las hojas con verde más intenso, en vez de, por ejemplo, la lechuga iceberg, que apenes tiene nutrientes.

La bondad de los batidos verdes está en que aportan un montón de nutrientes,vitaminas, enzimas, minerales etc.

Esto quiere decir que además de tener muchísimos nutrientes, al estar batidos, son de muy fácil asimilación por parte del organismo, ya que parte del proceso que hacemos con la masticación ya lo tenemos hecho.

Esto no significa que te lo tragues sin respirar. Ensalivar los alimentos, ya sea sólidos o líquidos, es muy importante para, entre otras cosas, que las enzimas que hay en la saliva hagan su efecto en la digestión.

¿Para quién son especialmente beneficiosos los batidos verdes?

Tiene ansiedad con la comida: al cubrir muchos nutrientes necesarios para la salud de nuestro organismo, tu cuerpo no te va a pedir más comida o un chute de algo dulce o salado, ya que tiene sus necesidades cubiertas.

Quieren adelgazar: la explicación de la ansiedad es válida también para este caso, y además, por el alto contenido en fibra de los batidos verdes, es muy saciante, lo que favorece que no comas de más. Por otro lado, tienen un alto poder nutritivo con pocas calorías.

Convalecientes: cuando una persona está enferma, es interesante que pueda nutrirse con el mínimo gasto energético por parte de su organismo, para que éste pueda así dedicar esa energía a sanar.

Puedes hacerte una gran cantidad por la mañana o la noche anterior (lo que sea más fácil para ti), e irlo tomando durante la mañana. Así estarás haciendo un semiayuno después del ayuno nocturno.

Si aún no has probado los batidos verdes, o te cuesta comer verdura, empieza añadiendo más fruta que verdura, y ve incluyendo poco a poco más proporción de verdura conforme te vayas acostumbrando al sabor.

El truco está en que te sepa rico, para que quieras hacerte un batido cada día y así adquieras el hábito.

Así que, si te haces alguno que no te gusta, no abandones tus batidos verdes, prueba otra combinación y haz tus propias recetas.