Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Cómo controlar la eyaculación y disfrutar más de la intimidad

El ritmo debe complacer a ambos e intercalarse entre suave e intenso, y las posturas deben ser aquellas que los complazcan a los dos

Cómo controlar la eyaculación y disfrutar más de la intimidad

En la intimidad. Foto: Archivo

Un aspecto importante para controlar la eyaculación es entender que, aunque se trata de algo muy placentero, no es el único fin del sexo.

En la intimidad es posible disfrutar en todos los estados: desde los juegos previos, pasando por la penetración, caricias y besos, las distintas posturas sexuales y finalmente la eyaculación.

Si ves este aspecto como la parte de un todo, restándole peso a la eyaculación, te será mucho más fácil estar relajado y conseguir controlarla.

La respiración es también un aspecto fundamental, debes mantener un ritmo de respiración y concentrarte en él.

De esta forma aunque estés disfrutando del encuentro parte de tu atención estará enfocada en la forma en que respirar, lo que te ayudará a controlar mucho mejor la eyaculación.

Atención con el ritmo y las posturas sexuales que se eligen. Si bien el sexo es placer, y es lógico que busques disfrutar con él, no puedes ni debes pensar únicamente en ti.

El ritmo debe complacer a ambos e intercalarse entre suave e intenso, y las posturas deben ser aquellas que los complazcan a los dos.

Al pensar en el placer de ambos resulta mucho más fácil controlar la eyaculación, pues para ti será igual de importante la reacción y el disfrute de tu pareja y no únicamente el tuyo, así que parte de tu atención estará en ello.

Alternar posturas sexuales es también una buena recomendación. Si eliges en principio esa posición que sabes que te estimula más, es posible que con la excitación del momento sientas la necesidad de eyacular, incluso antes de lo que esperas, por eso siempre es recomendable ir cambiando y probando sensaciones.

Pero además la breve pausa que se hace entre una posición y otra permite que se calmen los ánimos, y que sea posible controlar la eyaculación un poco más.

Estos consejos son válidos para cualquier chico que busque aumentar su resistencia sexual. Sin embargo, si sufres de eyaculación precoz , no estaría mal que buscaras asesoría medica con tu urólogo de cabecera.