Escucha ahora

Lo que hay que oír

Erika Nota, Paulette Thomas y Orman Innis


Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo principal causa de muerte y discapacidad en el mundo

Está demostrado que dejar de fumar, la reducción de la sal de la dieta, el consumo de frutas y hortalizas, la actividad física regular y evitar el consumo nocivo de alcohol reduce el riesgo de ECV

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo principal causa de muerte y discapacidad en el mundo

Enfermedades cardiovasculares siguen siendo principal causa de muerte y discapacidad en el mundo. Foto: Cortesía

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte y discapacidad en el mundo.

· Más de tres cuartas partes de las defunciones por enfermedad cardiovascular (ECV) se producen en los países de ingresos bajos y medios.

· La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse actuando sobre factores de riesgo como el consumo de tabaco, las dietas malsanas y la obesidad, la inactividad física o el consumo nocivo de alcohol, utilizando estrategias que abarquen a toda la población.

Centroamérica y República Dominicana- Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa.

A diferencia de la población de los países de ingresos altos, los habitantes de los países de ingresos bajos y medios a menudo no se benefician de programas de atención primaria integrados para la detección precoz y el tratamiento temprano de personas expuestas a factores de riesgo, razón por la cual más de tres cuartas partes de las defunciones por ECV se producen en los países de ingresos bajos y medios.

Las enfermedades cardiovasculares son un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos, entre los que se incluyen:

· cardiopatía coronaria (enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco),

· enfermedades cerebrovasculares (enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro),

· arteriopatías periféricas (enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores),

· cardiopatía reumática (lesiones del músculo cardiaco y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos),

· cardiopatías congénitas (malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento) y

· trombosis venosas profundas y embolias pulmonares (coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones).

Las causas más importantes de cardiopatía y enfermedades cerebrovasculares son una dieta malsana, la inactividad física, el consumo de tabaco y el consumo nocivo de alcohol. Los efectos de los factores de riesgo pueden manifestarse en las personas en forma de presión alta, altos niveles de azúcar en la sangre,aumenta las grasas en la sangre y sobrepeso u obesidad. Estos "factores de riesgo intermediarios", que pueden medirse en los centros de atención primaria, son indicativos de un aumento del riesgo de sufrir ataques cardíacos, derrames, insuficiencia cardíaca y otras complicaciones.

Está demostrado que dejar de fumar, la reducción de la sal de la dieta, el consumo de frutas y hortalizas, la actividad física regular y evitar el consumo nocivo de alcohol reduce el riesgo de ECV. Por otro lado, puede ser necesario prescribir un tratamiento farmacológico para la diabetes, la hipertensión o la hiperlipidemia, con el fin de reducir el riesgo cardiovascular y prevenir ataques cardíacos y derrames. Las políticas sanitarias que crean entornos propicios para asegurar la asequibilidad y disponibilidad de opciones saludables son esenciales para motivar a las personas para que adopten y mantengan comportamientos sanos.

Los ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales (AVC) suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro. La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro. Los AVC también pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre. Los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares (ACV) suelen tener su causa en la presencia de una combinación de factores de riesgo, tales como el tabaquismo, las dietas malsanas y la obesidad, la inactividad física, el consumo nocivo de alcohol, la hipertensión arterial, la diabetes y la hiperlipidemia.

 

Presentación previa del documento adjunto: