Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


¿Por qué tienen los huracanes nombre de persona?

Los nombres de los huracanes más devastadores son eliminados de todas las listas con el objetivo de no confundir a la sociedad

¿Por qué tienen los huracanes nombre de persona?

¿Por qué tienen los huracanes nombre de persona? . Foto: afmedios.com

En 1825 se estableció el primer nombre propio para un huracán. A partir de entonces, algunos meteorólogos comenzaron a bautizar los huracanes con el nombre del santo del día en el que el huracán asolaba una zona. Por esa misma razón, Santa Ana, que azotó Puerto Rico el 26 de julio, sería el primer huracán que recibió un nombre propio. 

A finales del siglo XIX, el meteorólogo Clement L. Wragge comenzó a referirse a los huracanes utilizando nombres propios de mujeres, basándose en nombres bíblicos. No obstante, la tendencia más habitual durante aquella época era nombrar a los huracanes en base al año en que se presentaban más una letra del alfabeto. Por lo tanto, el primer huracán de 1948 recibía el nombre de 1948A. Años más tarde, las autoridades optaron por identificar los huracanes en base a la latitud y la longitud sobre la que actuaban. 

¿Cómo se establecen los nombres? 

En la actualidad, un comité internacional de la Organización Meteorológica Mundial ha creado una lista en la que aparecen los nombres de los huracanes que tendrán lugar en un periodo de seis años. Una lista cíclica (se repiten los nombres a partir del séptimo años) en la aparecen 21 nombres propios por año (uno por cada letra de la A a la Z). No obstante, se omiten algunas letras como la Q, U, X, Y y Z por los pocos nombres que comienzan por esas iniciales. 

En caso de que se registren más huracanes o tormentas fuertes y se acabaran los nombres de la lista, los siguientes fenómenos serían designados con las letras del alfabeto griego, algo que sucedió en 2005, cuando se llegó a utilizar hasta la letra Gamma. 

Mientras tanto, los nombres de los huracanes más devastadores son eliminados de todas las listas con el objetivo de no confundir a la sociedad. Mientras tanto, el comité establece un nuevo nombre en la lista que empiece por la misma letra. El nombre de los huracanes que más destrozos han causado no podrán ser utilizados durante al menos los 10 años, razón por la que no se utilizan nombres como Katrina.