Escucha ahora

Lo que hay que oír

Erika Nota, Paulette Thomas y Orman Innis


¿Qué es la Nutrición Integral?

Empieza a disminuir la cantidad de comidas que compras con etiquetas. Menos azúcar blanca y consume menos harinas, "Por Thalía Velásquez"

¿Qué es la Nutrición Integral?

Las frutas son fuente de vitaminas, fibra, antioxidantes y de vida. Foto: Archivo

Cuando hablamos de nutrición, la gente tiende a pensar en alimentación, pero como ya les he explicado, esto va mucho más allá de lo que ponemos en nuestra boca porque como puedes haber leído en el artículo anterior, la nutrición integral empieza con los alimentos esenciales, esos que nutren tu mente, alma y espíritu como lo son: las relaciones, la actividad física, tu carrera o estudios, y tu espiritualidad.

Cuando la gente se siente mal, tienden a pensar “tengo que hacer Dieta y perder peso” porque es lo que primeramente se nota en nuestro físico… tendemos a engordarnos cuando algo en nuestra vida no está en balance. Recuerda hacer diariamente el balance de tus alimentos esenciales y mientras tanto, quiero que empieces a alimentarte bien.

Ahora bien, estos son los alimentos que nutren tu cuerpo:

1. Las Frutas

Yo prefiero siempre las de temporada, las que puedo comprar en el mercado. Ellas son fuente de vitaminas, fibra, antioxidantes y de vida! Me encanta comerlas en el desayuno a primera hora, las puedes comer solas, con yogurt, en licuados o batidos con leche de almendras. Las frutas demoran unas dos horas en digerirse, o sea que si las comes solas puedes estar con hambre en poco tiempo. Yo recomiendo comerlas, ir al gimnasio y luego comer algo de proteínas.

2. Proteína

Tu cuerpo necesita de proteínas para renovar sus células, estabilizar el azúcar en la sangre y darte energía, tu cuerpo está hecho de aminoácidos que son las proteínas que encontramos en nuestros alimentos. Muchas comidas contienen proteínas pero las más ricas fuentes de proteínas incluyen productos animales como las carnes, lácteos, huevos, pescado, así como las fuentes proteicas que provienen de las plantas tales como los frijoles, nueces y semillas. Cuando elijas proteína animal, se consciente de dónde son criados éstos animales y qué comen. Lo más saludable es comer carne que proviene de ganado que se alimente de hierba y las gallinas de patio. Si eres vegetariano, puedes considerar yogurt, tofú, al igual que las nueces.

3. Los vegetales

Prefiero los verdes y te preguntarás porqué verdes? La Clorofila que proviene de las plantas son energía, necesaria en la lucha contra cualquier enfermedad. La Clorofila tiene marcada similitud a tu propia sangre; la sangre contiene células rojas y blancas pero son las células rojas que contienen la hemoglobina , la cual es la responsable de acarrear el oxígeno a tu sangre (es importante que sepas que el cáncer se posa en cuerpos no oxigenados) y mientras más células rojas tengas, más oxígeno tendrá tu sangre. O sea… cuando consumimos la clorofila (sangre de las plantas), ésta es absorbida por los humanos y por ende puedo decir que se convierte en sangre humana que transporta los nutrientes a todas las células del cuerpo. Disfruta tus vegetales en su forma cruda, acompañando tus proteínas ó a manera de jugos, ésta última es mi favorita porque logró consumir una mayor cantidad de ellos de manera muy fácil y rápida.

4. Granos integrales

Los granos integrales contienen una gran cantidad de fibra que ayuda a reducir el azúcar en la sangre y reduce el colesterol malo, ayuda a los intestinos a moverse regularmente haciendo más fácil la digestión, ayuda a controlar el peso y redistribuir la grasa.

5. Agua en abundancia

La próxima vez que tengas la necesidad de picar algo, tomate un vaso de agua. Lo que sucede es que cuando estamos deshidratados nos da la sensación de hambre. Aún cuando la deshidratación sea baja, nuestro metabolismo se altera, entonces… Procura tomar tus 8 vasos de agua al día Yo tomo un vaso de agua unos 15 minutos antes de mis comidas, me hace sentir más llena.

6. Las grasas saludables.

Un error que se comete muchísimo es el creer que las grasas deben ser evitadas por completo. En Realidad nosotros no podríamos vivir sin grasas. Nuestro cuerpo las necesita como energía, y para producir unas uñas y cabello saludable, para absorber las vitaminas y para que nuestros órganos funcionen normalmente.
Las buenas grasas promueven beneficios para nuestra salud tales como la protección contra enfermedades cardíacas, el cáncer, y la depresión entre otras.
Elige de las siguientes fuentes: nueces, semilla, pescado, aguacates, y aceite de oliva extra virgen.

Hablando con mi madre quien es médico recordaba ella que cuando era joven había menos obesidad porque no había restaurantes de comida rápida y la alimentación era más natural. En aquel entonces, menos panameños estaban en sobrepeso y solamente se trataba de mantener a la gente delgados y en forma, pero ahora no es solo el sobrepeso, ahora hay más y más personas enfermas que antes. No hace mucho tiempo atrás, la gente simplemente sabía qué comer. Ellos comían alimentos locales, de temporada y saludable y vivían para cumplir más de 100. El componente genético siempre ha estado y estará.

Empieza a disminuir la cantidad de comidas que compras con etiquetas. Menos azúcar blanca (sabemos que el cáncer se alimenta del azúcar) y consume menos harinas.
Al final, cuando haces un chequeo de cómo te alimentas, estas elecciones van a dar como resultado tu estilo de vida.

Empieza ya, por tu salud! Soy thalía Velásquez, Tu WellnessPundit

http://www.wellnesspundit.com/