Escucha ahora

La Ventana

John De León


¿Sabía usted que a los perros también les da diabetes?

Se estima que alrededor de 1 de cada 500 perros desarrolla la enfermedad

¿Sabía usted que a los perros también les da diabetes?

"Can comiendo pastel". Foto: Ilustrativa

¿Qué es la diabetes?

  • La diabetes es la acumulación de glucosa en la sangre, y puede estar causada por dos problemas distintos:
  • Los humanos sufrimos dos tipos de diabetes, sin embargo, la mayoría de perros diabéticos tienen diabetes tipo I.
  • Incapacidad del cuerpo de producir insulina: Diabetes tipo I o insulino-dependiente.
  • El sobrepeso es la razón principal de la diabetes en perros

¿Cómo funciona la diabetes en los perros?

El cuerpo de los perros con diabetes tipo I NO produce insulina

El páncreas está dañado.

Cuando no hay insulina, las células no tienen la capacidad de detectar que hay glucosa

Sin embargo, detectan que no la están recibiendo, por lo que envían señales para que se produzca más glucosa.

Estas señales hacen que se quemen más grasas y proteínas para producir glucosa

El cuerpo va acumulando esta glucosa, que las células no son capaces de consumir por la deficiencia de insulina.

La glucosa termina filtrándose en la orina, previo paso por los riñones, arrastrando con ella gran cantidad agua.

¿Cuáles son las consecuencias?

El perro bebé y orina con mucha frecuencia y puede llegar a deshidratarse.

Se acumulan sustancias tóxicas en sangre de la quema de grasas y proteínas (cuerpos cetónicos)

¿Cómo sé si mi perro tiene diabetes?

El perro va a tener unos síntomas bastante característicos de diabetes (aunque algunos pueden ocurrir también en otras enfermedades):

  • Aumento en la frecuencia y la cantidad de orina
  • Aumento en la ingesta de agua
  • Aumento en la ingesta de alimento
  • Adelgazamiento progresivo

Otros problemas más variables como aparición de cataratas o ceguera, hinchazón del abdomen, apatía, vómitos y diarrea, crisis convulsivas, etc.

¿Cómo se diagnostica la diabetes?

Para confirmar la enfermedad se suele:

  • Medir la glucosa, que estará por encima de 200mg/dl
  • Medir si hay glucosa en la orina
  • Si hay dudas, se puede medir la fructosamina, que nos permite saber si la glucosa ha estado alta en las últimas 2-3 semanas.

Sin embargo, no basta con saber que hay diabetes, necesitamos saber cómo está el perro. Para ello, hay que hacer otro tipo de pruebas:

  • Comprobar si está muy deshidratado.
  • Comprobar si tiene dañado el hígado.
  • Analizar si hay infección de orina.
  • Comprobar si hay cuerpos cetónicos.
  • Comprobar si hay pancreatitis.

¿Cómo es el tratamiento de diabetes en perros?

  • Van a necesitar que les administremos la insulina toda su vida.
  • En el tratamiento de la diabetes habrá dos fases: una de estabilización después del diagnóstico o por una crisis, y una fase de mantenimiento.
  • En la fase de estabilización se suele usar una insulina rápida, algo distinta, y puede ser necesaria una dieta especial que ayude a ganar peso al perro. Si el perro está muy mal y tiene cetoacidosis (exceso de ácidos en la sangre), suele ser necesario ingresarlo y usar una terapia más agresiva hasta que esté suficientemente estable.
  • Dieta especial.
  • Cambios en la rutina diaria

Las razas con más riesgo de presentar diabetes

  • Keeshond
  • Caniche
  • Puli húngaro
  • Pinscher Miniatura
  • Samoyedo
  • Bobtail
  • Daschund
  • Springer Spaniel
  • Alaska Malamute
  • Schipperke
  • Schnauzer Miniatura
  • Spitz Finlandés
  • Chow chow
  • West Highland White Terrier
  • Beagle
  • Cairn Terrier
  • Dobermann
  • Golden Retriever

TIPS si tu perro es diabético

  • La insulina se suele administrar junto con la comida, repartida en dos tomas diarias.
  • La dieta suele ser comercial por comodidad pero se pueden hacer dietas caseras.
  • En cualquier caso se debe controlar y medir exactamente la cantidad que se administra en cada toma y si el perro se la come toda.
  • Si el perrito no quiere comer un día, se suele administrar la mitad de la dosis de insulina, pero es mejor consultar al veterinario.
  • La insulina es muy delicada, se debe tener mucho cuidado de seguir unas normas estrictas para su conservación y administración.
  • La insulina puede provocar hipoglucemias (bajadas de glucosa). Si observas ansiedad, movimientos anormales o temblores, arrastre de las patas traseras o desorientación se debe administrar miel o glucosa.
  • El ejercicio moderado es muy beneficioso, pero hay que tener cuidado con el ejercicio demasiado intenso porque el perro podría tener una hipoglucemia.
  • Se recomienda la esterilización de los perros y especialmente perras con diabetes.
  • Se suele entrenar a los dueños para que midan la glucosa en casa.
  • Los glucómetros se deben validar porque miden un 10-20% menos del valor real.
  • Anota la cantidad de alimento que come el perro y la insulina diaria, el peso, o si notas algún síntoma diferente.
  • Los perros con diabetes necesitan mucho más control veterinario. Se recomienda hacer al menos dos análisis de sangre y cultivos de orina al año.
  • Recuerda que la diabetes puede provocar cataratas irreversibles en el perro.
  • En algunos casos se pueden operar, pero si no fuese posible debemos adaptar la casa a la nueva condición de nuestro perro.

wradio.com.mx