Escucha ahora

Boletín Agropecuario

Ing. Mario Etchelecu, Ing. Fabio Garibaldo


Gobierno de EE.UU. acusa a China de haber dirigido láseres militares a pilotos americanos en África

Pekín niega las acusaciones sobre su base en Yibuti tras la queja diplomática estadounidense

Gobierno de EE.UU. acusa a China de haber dirigido láseres militares a pilotos americanos en África

Casa Blanca estadounidense. Foto: Cortesía

El batalla comercial entre Estados Unidos y China se ha visto estos días salpicada además por tensiones en el ámbito militar. El Pentágono acusó el pasado jueves a ciudadanos chinos de haber dirigido punteros láser de grado militar hacia los pilotos estadounidenses que operan en la base africana de Yibuti. Washington emitió una queja diplomática, aunque Pekín lo negó este viernes.

"Hemos rechazado estas falsas acusaciones a través de los canales oficiales", dijo el Ministerio de Defensa de China en un comunicado. "Después de una profunda verificación, le hemos dichos a Estados Unidos que sus acusaciones son completamente contrarias a los hechos", abundó la portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, informa AFP.

China abrió una base en Yibuti, el llamado Cuerno de África, la entrada sur del Mar Rojo, hace un año. Se trata de su primer centro militar en el extranjero, cuyo fin es servir a los efectivos desplegados en el continente, y se enmarca en la estrategia de Xi Jinping de reforzar su poderío naval. La preocupación de Washington por la expansión militar del régimen chino subyace en todo este episodio.

La portavoz del Pentágono, Dana W. White, señaló que los incidentes se habían producido en las últimas semanas y que dos pilotos habían sufrido heridas oculares leves, aunque no concretó el número de incidentes registrados.

Ambos Gobiernos, sin embargo, se hallan inmersos en un proceso crucial con Corea del Norte que podría llevar a la desnuclearización del hermético país. El apoyo de Pekín a la mano dura contra Pyongyang ha resultado clave en este movimiento.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este viernes que la fecha y el lugar de la próxima cita con el líder norcoreano, Kim Jong-un, ya están acordados y se anunciarán próximamente. En este contexto, Washington espera que, a modo de gesto de buena voluntad, la dictadura libere a tres rehenes estadounidenses.

Sin embargo, la Administración de Trump rechaza que esté planeando reducir sus tropas desplegadas en Corea del Sur. El asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, aseguró este viernes que el presidente no ha solicitado que se le presenten opciones para llevar a cabo dicho repliegue, en contra de lo que había publicado The New York Times. Trump abrió la puerta a que ocurra en el futuro: "Les puedo decir que en algún momento en el futuro me gustaría ahorrar algo de dinero. Como saben, tenemos 32.000 soldados" en Corea del Sur, dijo, aunque en este momento no está dicho plan sobre la mesa.

Amanda Mars: elpais.com