Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Miles de venezolanos cruzaron la frontera para hacer mercado y comprar medicamentos

La marea humana atravesó los puentes internacionales Simón Bolívar, que une a la ciudad venezolana de San Antonio del Táchira con Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander

Miles de venezolanos cruzaron la frontera para hacer mercado y comprar medicamentos
VENEZUELA: Miles de venezolanos aprovecharon la reapertura parcial de su larga frontera con Colombia para cruzar el puente binacional Simón Bolívar y comprar alimentos, medicinas y otros productos básicos en el país vecino.

Desde tempranas horas de la mañana, un río humano cruzó el “corredor humanitario” abierto por los dos gobiernos de manera continua y ya para el mediodía la alcaldía de Cúcuta estimaba que unas 20.000 personas habían ingresado a territorio colombiano. Esta noche, el gobierno de Colombia subió esa cifra a 35.000 venezolanos.

La marea humana atravesó los puentes internacionales Simón Bolívar, que une a la ciudad venezolana de San Antonio del Táchira con Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, y por el Francisco de Paula Santander, que comunica a esta urbe colombiana con la vecina Ureña.

El Gobierno venezolano accedió a reabrir la frontera ayer, y de manera excepcional, luego de que el 5 de julio, día de la independencia de Venezuela, unas 500 mujeres desbordaron los controles de la Guardia Nacional (policía militarizada) y cruzaron el puente binacional para hacer compras en Cúcuta. Esta acción rompió con el cierre de la frontera decretado en agosto del año pasado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, bajo el supuesto de controlar el crimen proveniente de Colombia y el contrabando de productos venezolanos vendidos a precios regulados hacia el país vecino. Sin embargo, en los últimos meses se ha agravado la crisis económica de escasez de productos básicos y la escalada inflacionaria, por lo que han aumentado las voces que piden una reapertura de la frontera. La inflación venezolana sigue creciendo y este año podría llegar al 700%, mientras que el desabastecimiento de productos esenciales oscila entre el 60 y 80%.