Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


"No soy antipático, soy francés" ese fue el alegato de un mesero ante un juez tras ser despedido.

Guillaume Rey quien trabajaba como mesero en un restaurante de Vancouver, perdió su trabajo por ser descortés pero el alega fue por racismo cultural.

Mesero despedido. Foto:

El caso de Guillaume Rey ha llegado al tribunal de Derechos Humanos de la Columbia Británica.

Rey quien trabajaba como mesero en un restaurante de la localidad en Vancouver, fue despedido según sus empleadores por una supuesta actitud grosera con sus clientes y colegas.

Según los dueños, Guillaume perdió su trabajo por protagonizar varios altercados con sus compañeros de trabajo, tanto así que logro generar un atáque de panico en uno.

Pero Guillaume quién compareció ante el juez, se defendió diciendo que el es francés, y que en su cultura ellos tienden a ser directos y expresivos.

Ahora el próximo paso será que Guillaume explique detalladamente al juez porque para el el despido fue racismo cultural.