Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Presidente argentino anuncia plan de control de precios para aliviar crisis de su Gobierno

Las empresas han accedido a controlar determinados precios por distintas razones; en su mayoría, porque prefieren respaldar al actual mandatario antes que asumir el riesgo de un retorno de Cristina Fernández de Kirchner

Presidente argentino anuncia plan de control de precios para aliviar crisis de su Gobierno

Presidente argentino anuncia plan de control de precios para aliviar la crisis de su Gobierno. Foto: Cortesía

BUENOS AIRES: Maurico Macri  dispara sus últimos cartuchos frente a una inflación que ha puesto las cuerdas a su gobierno, el presidente argentino ha anunciado un plan de congelación de precios y tarifas que se parece mucho a eso que prometió que nunca haría: la intervención en los mercados, tradicionalmente relacionada con el peronismo y el populismo.

Según el mandatario, se trata de “generar alivio a corto plazo” para una población asfixiada por la recesión y el alza de precios. No cuesta deducir que el plan, establecido por seis meses, es decir, hasta las elecciones presidenciales de octubre, tiene también como objetivo mejorar sus posibilidades de permanecer en el cargo.

Las empresas han accedido a controlar determinados precios por distintas razones; en su mayoría, porque prefieren respaldar a Macri antes que asumir el riesgo de un retorno de  Cristina Fernández de Kirchner, varias han aplicado ya previamente aumentos que les permitirán soportar bien la congelación; a ningún directivo se le escapa que la intervención gubernamental sobre los precios, aunque se disfrace de “pacto entre caballeros”, huele precisamente a kirchnerismo y a maniobra casi desesperada.

El jefe de gabinete de Macri, Marcos Peña, repite una y otra vez que Cristina Fernández de Kirchner será la rival peronista en octubre y que el rechazo hacia ella conducirá a la reelección de su jefe. Las cosas no están tan claras. Kirchner aún no se ha lanzado a la carrera; entre tanto los actuales sondeos no garantizan a Macri ni siquiera superar la primera vuelta.