Escucha ahora

La Ventana

John De León


Investigadores descubren cómo bloquear el mecanismo que crea adicción a la nicotina

Según explican los científicos, cada vez que el cerebro recibe una dosis de nicotina,la habénula medial le envía una señal al IPN que disminuye los efectos de placenteros de la droga

Investigadores descubren cómo bloquear el mecanismo que crea adicción a la nicotina

Adicción a la nicotina. Foto: Ilustrativa

Un grupo de investigadores de la Universidad de Rockefeller, en Nueva York (Estados Unidos) ha descubierto las neuronas responsables de la adicción a la nicotina, considerada a día de hoy como la tercera sustancia más adictiva que conoce el hombre. Gracias a este hallazgo, el equipo podría desarrollar, entre otras cosas, nuevos tratamientos para combatir la adicción con el objetivo de poner fin al tabaquismo.

A través de un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Science of United States of America (PNAS)  de divulgación científica los investigadores revelan haber identificado un pequeño grupo de células cerebrales que responden especialmente a la nicotina. Después de ajustar estas neuronas en el cerebro de los ratones, los científicos fueron capaces de frenar la adicción en los animales.

Dado que la nicotina ejerce un gran dominio sobre el cerebro humano, los adictos a esta sustancia tienen gran dificultad para dejarla. Por esa misma razón, el equipo de Rockefeller decidió investigar la química del cerebro con el objetivo de identificar nuevos objetivos farmacológicos con el objetivo de frenar dicha adicción. Para ello, optaron centrarse en dos pequeñas regiones del cerebro y en una característica cerebral que compartimos con los ratones. 

Hasta el momento, los estudios determinaban que la habénula medial y el núcleo interpeduncular (IPN), las dos regiones analizadas por el grupo de investigadores, estaban involucradas en la dependencia de drogas. También era conocido que ambas regiones contienen los receptores a los que se une la nicotina una vez que esta ingresa al torrente sanguíneo para cruzarse con el cerebro. Ahora, el equipo estadounidense ha descubierto un pequeño grupo de células cerebrales en el IPN que cambian su actividad después de estar expuestas a la nicotina.

Los investigadores revierten la adicción en ratones

Según explican los científicos, cada vez que el cerebro recibe una dosis de nicotina, la habénula medial le envía una señal al IPN que disminuye los efectos de placenteros de la droga, limitando así la ingesta de la nicotina. No obstante, la adicción a las drogas, en este caso a la nicotina, provoca la necesidad de fumar más.

Para desarrollar un mecanismo para bloquear la adicción a la nicotina, los investigadores decidieron usar ratones que habían estado bebiendo agua con nicotina durante seis semanas. Fue entones cuando descubrieron el grupo de neuronas que cambian tras entras en contacto con la nicotina, las neuronas 'Amigo1'. Tras recibir el impacto de la nicotina, las células liberan dos neurotransmisores que rompen la señal de la habénula, impidiendo así que limite la ingesta de la nicotina.

Cuando identificaron este grupo de células, los responsables del hallazgo modificaron la expresión de uno de los genes que codifican los receptores de nicotina en estas células. Una vez hecho esto, los investigadores colocaron a los ratones enganchados a la nicotina en un espacio compuesto por dos áreas. La primera de ellas, la cámara en la que previamente recibieron el agua con droga. La segunda, un espacio libre donde podrían pasar el rato. 

Aquellos ratones a los que les modificaron las neuronas 'Amigo1' no mostraron una preferencia por la nicotina. Mientras tanto, el resto de ratones que no fue tratado por los investigadores, regresaron a la cámara en busca de más agua con nicotina. Gracias a ello, el equipo de investigadores ha detectado que las neuronas 'Amigo1' son fundamentales para acabar con la adicción a la nicotina y, quien sabe, para poner fin al tabaquismo. David Justo

cadenaser.com