Escucha ahora

Sal y Pimienta

Mariela Ledezma y Annette Planells


Caso pinchazos: La sociedad terminó inquieta, considera la CCIAP

El gremio indicó que, en los últimos días, se conoció un fallo que puso punto final a una dilatada causa.

Caso pinchazos: La  sociedad terminó inquieta, considera la CCIAP

Cámara de Comercio. Foto: Cortesía

Para la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), manifestó ante la conmemoración del Día Nacional de los Valores Éticos y Morales, éste 18 de noviembre, que la fecha brinda la oportunidad a hacer un análisis reflexivo sobre cómo la ausencia de estos y sus consecuentes hechos están impactando la confianza de los ciudadanos en el presente y el futuro de Panamá.

El gremio indicó que, en los últimos días, se conoció un fallo que puso punto final a una dilatada causa. Dijo que, a lo largo del proceso, se puso en evidencia la existencia de un delito tan grave como es la violación a la intimidad y privacidad personal, que no solo constituye una transgresión de las leyes y la Constitución Política de la República de Panamá, sino un atentado contra un derecho fundamental consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

A pesar de lo anterior, y de que hubo personas condenadas, el Sistema, para la CCIAP no se logró el objetivo de esclarecer lo sucedido, con lo que la sociedad terminó inquieta, agobiada de dudas y sedienta de respuestas. Esto, a su vez, minó la poca o nula confianza que le merecen a los ciudadanos el Sistema de Administración de Justicia y sus componentes, el Ministerio Público y el Órgano Judicial. Una vez más, surgieron preguntas en cuanto a si estos cuentan con servidores capaces, eficaces, eficientes y dotados de la rectitud de carácter imprescindibles para poder impartir justicia de manera imparcial.

El caso era importante porque el respeto a la dignidad es un valor transversal que involucra otros como ética, libertad, lealtad, tolerancia, solidaridad e inclusión, justicia, honestidad, igualdad, visión, liderazgo y responsabilidad. Era importante porque, si existe respeto al prójimo, a la vida, a las leyes y a la naturaleza, existirá una sociedad libre de injusticias y, por ende, libre de corrupción. En cambio, si estos faltan, nos enfrentamos a un país con instituciones cada día más débiles, un país sin un futuro que ofrecer a sus mejores hombres y mujeres.

Sin embargo, más que el fallo en sí, lo que preocupa sobremanera es la mencionada falta de credibilidad, confianza y respeto de la ciudadanía hacia los procesos judiciales, esa casi generalizada convicción de que los fallos son el resultado de una transacción, no de una deliberación en derecho.

Ante esta realidad, la Cámara de Comercio insiste en que este Sistema es la piedra angular por la que se debe iniciar el proceso de cambio que el país requiere.