Escucha ahora

Panamá Hoy Edición Vespertina


Colombia ha reparado 500.000 víctimas de la violencia, afirma presidente Santos

También reporta que han sido recuperadas 100.000 hectáreas de tierra para devolverlas a sus legítimos dueños.

Colombia ha reparado 500.000 víctimas de la violencia, afirma presidente Santos
El cumplimiento de los derechos de las víctimas de la violencia que ha dejado el prolongado conflicto armado en Colombia, será el corazón de la paz que está buscando su país, aseveró el presidente Juan Manuel Santos en la antesala de la VII Cumbre de las Américas Panamá 2015.

El mandatario del país cafetero destacó las negociaciones que actualmente adelanta su gobierno con la guerrilla de las Farc, en busca de poner fin al conflicto armado de más de cinco décadas.

Santos habló sobre el tema en la clausura del Foro de Sociedad Civil y actores armados, en donde destacó que el mayor valor del proceso de paz es el reconocimiento del daño que el conflicto ha dejado a las miles de víctimas y las acciones para repararlas.

Previamente habló ante un  grupo de empresarios internacionales, reunidos en el Foro Empresarial del Banco Interamericano de las Américas (BID), donde explicó las razones para iniciar el proceso de paz, las “líneas rojas” establecidas desde un principio, los puntos de la negociación y los dividendos de la paz, entre otros temas.

“Colombia sigue siendo el único país de todo el hemisferio que tiene una guerra interna, un conflicto armado interno. Este ha sido un obstáculo, un freno que tenemos que desaparecer. Es una guerra anacrónica, es un conflicto anacrónico y estoy empeñado en terminarlo. Por eso tomé la decisión de sentarme a negociar el fin del conflicto con el grupo guerrillero las Farc. Un fin del conflicto como se terminan todos los conflictos y todas las guerras: en una mesa de negociación”, dijo Santos.

Igualmente explicó los cinco puntos en los cuales se ha basado la negociación del fin del conflicto: desarrollo rural, participación política, erradicación del narcotráfico, justicia transicional y derechos de las víctimas, y el DDR (desmovilización, desarme y reintegración). Recordó que los tres primeros ya están acordados y los dos últimos, que son los más difíciles, están en negociación.