Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Cría de peces provee proteínas e ingresos económicos a pobladores de Omar Torrijos Herrera, Colón

La siguiente fase, que incluirá más beneficiarios, comenzará con el ingreso de los alevines a los nuevos estanques, dijo la directora regional de la ARAP.

Cría de peces provee proteínas e ingresos económicos a pobladores de Omar Torrijos Herrera, Colón

Cría de Peces. Foto: Cortesía

Un total de 30 familias del distrito Omar Torrijos Herrera, de la provincia de Colón, se
han convertido en criadoras de peces para su consumo y la comercialización, como
resultado de un proyecto colaborativo entre la Autoridad de Recursos Acuáticos de
Panamá (ARAP) y la empresa Cobre Panamá.


El proyecto no solo será una forma de mejorar la alimentación de estas familias sino
también en una fuente de ingresos económicos. La lejanía de las poblaciones de este
distrito, como lo son San José del General, San Juan de Turbe y Nueva Esperanza, hace
muy difícil el abastecimiento de suministros alimenticios, sobre todo proteínas, por lo
que este programa de cría de peces aumenta su importancia, según explicó Miguel
Jaén, gerente de la Gestión Social de Cobre Panamá.


Las familias beneficiadas solo tienen que aportar el terreno donde se pueda construir
un estanque y el compromiso de capacitarse y aplicar las técnicas aprendidas, explicó
Kathrin Aguirre, directora regional de la ARAP en Colón y Guna Yala.


La mina proporciona las tuberías, el plástico de invernadero que sirve de revestimiento
del estaque (esto evita que los peces tengan contacto con la tierra) y la alimentación
de los animales, lo que significa una inversión de unos 25 mil dólares, en esta primera
etapa. Mientras que la ARAP se encarga de capacitar a los beneficiarios y darle la
asistencia técnica que necesiten.


Este tipo de cría de peces (piscicultura) tiene resultados en tres meses, contando
desde que se introducen los alevines en el estanque hasta que se sacan los animales,
ya teniendo un peso de entre una y dos libras, ideal para el consumo y la
comercialización. Cada tina tiene capacidad para criar entre 1,500 a 2,000 peces, que
en este caso son tilapias y colossomas.


La tilapia se reproduce en estanques y las colossomas no lo hacen. Se pueden cosechar
hasta tres tilapias por cada una que se introduce en la tina.


Aunque las colossomas pueden crecer hasta 10 libras, lo recomendable es que
también se saquen del estanque cuando lleguen a las dos libras para facilitar su
comercialización.


Por ser la primera etapa del proyecto, solo se introdujeron 500 alevines en cada
estanque, para que los beneficiarios puedan familiarizarse con las técnicas. Esto
ocurrió el pasado 2 de septiembre, de manera que la primera semana de diciembre
esas 30 familias deben realizar su primera “cosecha” de peces.


Los estanques tienen un tamaño de 10 metros de largo, 6 metros de ancho y un metro
de profundidad. Se les provee de agua por gravedad, usando tuberías que toman agua
de diferentes fuentes: ríos, lagos, quebradas, corrientes subterráneas o producto de larecolección de lluvia (cosecha de agua), detalló la jefa de la ARAP en Colón y Guna
Yala.


Lo más importante del mantenimiento de los estanques es el recambio de agua, que
debe realizarse dos veces por semana. Esto se realiza con las tuberías y permite la
oxigenación del agua para el desarrollo de los peces, sostuvo Aguirre.


La siguiente fase, que incluirá más beneficiarios, comenzará con el ingreso de los
alevines a los nuevos estanques, dijo la directora regional de la ARAP.