Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


De madre a madre

Vi tu enérgica protesta delante de las camaras de TV en las manisfestaciónes a favor de los detenidos en La Joya y El Renacer, y su transferencia a cárceles menos severas, que las de máxima seguridad..

De madre a madre
Vi tu enérgica protesta delante de las camaras de TV en las manisfestaciónes a favor de los detenidos en La Joya y El Renacer, y su transferencia a cárceles menos severas, que las de máxima seguridad..

Vi como te quejabas de la distancia que te separa de tu hijo y de lo que supone económicamente para ti ir a visitarlo como consecuencia de esa distancia.

Vi también toda la cobertura mediática que dedicaron a dichas manifestaciónes, así como el soporte que tuviste de otras madres en la misma situación y de otras personas que querían ser solidarias contigo y que cuentas con el apoyo de La Comisión de Ayuda al Detenido, órganismos internacionales y entidades en Defensa de los Derechos Humanos, ONGs etc. etc..
Yo también soy madre y puedo comprender tu protesta e indignación.

Enorme es la distancia que me separa de mi hijo. Trabajando y ganando poco, idénticas son las dificultades y las dificultades que tengo para visitarlo. Con mucho sacrificio solo puedo visitarlo los domingos porque trabajo incluso los sábados para el sustento y educación del resto de la familia, que él con su trabajo, me ayudaba a sostener.
Felizmente tambien cuento con el apoyo de amigos, familia etc.

Si aún no lo sabes yo soy la madre de aquel joven que murió cuando se dirigía a su trabajo y que al pasar, por una calle céntrica, se encontró con una balacera entre bandas. De una de ellas, tu hijo formaba parte y se encontraba presente pistola en mano. En la próxima visita cuando tu estés besando y acariciando a tu hijo yo estaré visitando al mío y depositándole unas flores en su tumba.

Ah! se me olvidaba: Ganando poco y sosteniendo la economía de mi casa, a través de los impuestos que pago, tu hijo seguirá durmiendo en un colchón y comiendo todos los días, en buenas palabras, te lo ayudo a mantener.
Otra cosa querida: Ni en el cementerio, ni en mi casa nunca vino ningún representante de esas entidades, llamense ONGs y toda esas gente que son tan solidarias contigo, para darme apoyo o dedicarme unas palabras de aliento y ni siquiera para decirme, cuales son MIS DERECHOS.

Si estas de acuerdo con esta carta, hazla circular !!!

!!!...LOS DERECHOS HUMANOS SON PARA LOS HUMANOS DERECHOS...!!!

Enviado por: Adalberto E. Espinales P.