Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Director de Remar señala que la Alcaldía de Panamá no le atiende las llamadas ante exigencias de pagos atrasados

El Municipio de Panamá no subsidia a Remar, ellos le llaman subsidio, pero en realidad es un pago por un servicio que nosotros les brindamos, resaltó el director de la fundación.

Desde el año 2001, la Alcaldía de Panamá mantiene un convenio pactado con la Fundación Remar en la que esta ONG se compromete a recibir cerca de 200 personas que rescaten de las calles. A cambio el gobierno local le pagaba, en promedio, una cifra simbólica de $2.77 diarios por persona, lo que al mes equivale a poco más de $16 mil 666.

Adrián Almeida, director de dicha fundación declaró que desde hace algunos meses en la institución estatal nadie le atiende los teléfonos ni le permiten el ingreso, luego de que le giraran una nota al alcalde capitalino, José Luis Fábrega quien dejó a su suerte 63 adultos mayores rescatados de las calles como parte del programa que mantienen ambas partes. 

Almeida expresó que en esta nota se ponía en conocimiento al jefe de la comuna capitalina que Remar se veía en la necesidad de cerrar por completo el proyecto de atención al habitante de calle por incumplimiento de su parte. Al mismo tiempo, le solicitaron que les señalara a qué institución podían abocar a dichas personas, algunas con problemas mentales.

Pese al retiro de los subsidios a varias ONG durante el inicio de la gestión de Fábrega en 2019, la Alcaldía decidió mantener el convenio con Remar, sin embargo, el director de la fundación afirmó que durante todo el 2020 solo recibieron el pago del subsidio de los meses de enero y febrero. Este último mes le fue pagado durante septiembre del año pasado.

En septiembre 2020 ante la alta cifra de personas deambulando por las calles sin hogar y debido a la pandemia, la Alcaldía intentó ingresar a más personas, pero Remar solicitó que se pusieran al día con los pagos, ya que les adeudaban siete meses.

“El Municipio de Panamá no subsidia a Remar, ellos le llaman subsidio, pero en realidad es un pago por un servicio que nosotros les brindamos”, resaltó el director de la fundación.

Añadió que siempre han mantenido buena relación y comunicación con la Dirección de Gestión Social, quien es el contacto directo con la ONG, sin embargo, en esta administración del alcalde Fábrega ha sido lo contrario. “Nos hemos dado cuenta de que no somos bien recibidos allí y no nos quieren. Nos sentimos defraudados. Después de 20 años nos ven como una especie de enemigo. Yo lo que les pido es que hagan algo por esta población”, sostuvo.