Escucha ahora

Sal y Pimienta

Mariela Ledezma y Annette Planells


Duque: “Más que una reforma fiscal necesitábamos financiar programas sociales”

El presidente de Colombia, Iván Duque, reconoce que las reformas presentadas hace algunos meses en materia tributaria fueron controversiales, pero necesarias para atender programas que ya se pusieron en marcha. Presentó su perspectiva de las protestas sociales en su país y no dudó en afirmar que en algunos movimientos también se ha dado injerencia extranjera.

El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, señaló que las reformas fiscales, aunque no prosperaron, eran necesarias para atender las necesidades sociales del país en medio de la pandemia por Covid-19 y que ha impactado a todo el mundo.

“Las reformas fiscales casi nunca son oportunas porque siempre son altamente controversiales, lo cierto es que lo que nosotros necesitamos en Colombia más que una reforma de carácter fiscal es poder financiar los programas sociales que ya se han puesto en marcha para atender a la población más vulnerable del país afectada el Covid-19 y por eso hemos buscado consensos”, señaló Duque a medios panameños.

El mandatario colombiano dijo a Radio Panamá y La Estrella de Panamá que la reforma tributaria era una reforma esencialmente social pretendía darles ingresos a unos 30 millones de habitantes. Insistió en que era una reforma social y que fue atacada, satanizada y demonizada. Añadió que el paro fue convocado dos meses antes de haberse radicado en el Congreso de la República.

La reforma fiscal en Colombia fue retirada hace más de un mes, en medio de constantes protestas en distintas ciudades y pueblos del país. Duque dijo que fue retirada “porque por nada del mundo iba a permitir que una reforma fuera utilizada para exacerbar la violencia en el país”.

Duque enfatiza que la pandemia les ha traído costos a todos los países del mundo, lo cual significó aumentar la deuda, aumentar el déficit. “Esa deuda tarde que temprano va a tener que pagarse y los países que no asuman eso con responsabilidad van a tener una catástrofe económica en los próximos años”, señaló.

“Cuando uno quiere ejercer la política con pedagogía tiene que contarle a la sociedad que las cosas no son gratis y que hay que buscar soluciones y ahí es donde yo creo que va a ser muy importante para América Latina proteger la democracia porque nos toca protegerla con sensatez y con responsabilidad fiscal y no dejarnos llevar por los cantos de sirena que le proponen a la sociedad que todo cae como el maná del cielo y realmente lo que terminan es incubando desgracias sociales que después se traducen en crisis migratorias o crisis humanitarias.”

Sobre las manifestaciones, el presidente Iván Duque indicó que la situación debe ser entendida como de múltiples dimensiones. Dijo que, por un lado, está la dimensión de los jóvenes, mujeres y otros sectores de la población que han sido duramente afectados por la pandemia y que elevan su voz de reclamo, pero pacíficamente. Por otro lado, están los casos de vandalismo y terrorismo urbano de baja intensidad tratando de atacar la infraestructura pública y donde se ha visto que detrás de esos fenómenos aparecen organizaciones criminales o intereses políticos que quieren sembrar el caos. El mandatario habló de una tercera dimensión en la que se encuentran los bloqueos que se han intentado hacer en algunos lugares del país y que han sido levantados por las autoridades con apoyo de las Fuerzas Armadas y de Policía Nacional, en aproximaciones con las comunidades.

“Hay quienes han querido a partir de esas confrontaciones tratar de demonizar y satanizar a la fuerza pública tratando de hacer creer que aquí hay un régimen opresor o genocida. Nuestra aproximación con las comunidades es de cero tolerancia con cualquier conducta contraria a la Constitución y la Ley por parte de un miembro de la Fuerza Pública”, afirmó.

Iván Duque insistió en que hay personas que protestan y hay personas que no protestan. Resaltó que hay personas que promovieron el paro y otra inmensa mayoría de personas lo que quieren es trabajar, prosperar y avanzar.

De acuerdo con Duque, si bien hay un malestar social, indica que también hubo muchísima desinformación y un intento de generar caos. No resta importancia a que hay personas que se han visto afectadas por la situación de la pandemia, pero cree que no se pueden dejar engañar de quienes tenían un interés particular.

“Hay personas que tenían un interés político electoral de generar una dinámica de caos y de confrontación y por eso ahí también uno tiene que actuar con toda la firmeza pero con toda la responsabilidad y entendiendo cuál es el fin que se quiere perseguir a partir del intento de confrontación entre sectores de la población y la fuerza pública”, expresó el mandatario.

Después del retiro de la reforma en materia tributaria, aparecieron otras causas como la reforma a la salud, exigencias sobre garantías de la protesta y un pliego de emergencia donde se incluía una renta básica y que ya está en vigencia, mencionó el presidente Duque.

Duque dijo que hay sectores que han buscado una finalidad política en un año preelectoral. “No es justificable bajo ninguna circunstancia que intenten bloquear las vías, bloquear el abastecimiento, bloquear el derecho del trabajo, bloquear el desarrollo”, puntualizó.

Sobre la aparente injerencia extranjera en los movimientos sociales de los últimos meses, el presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que no se puede generalizar ni estigmatizar, pero afirmó que “claramente hubo ataques cibernéticos que vinieron de afuera y además hubo una promoción de noticias falsas de una manera casi que exponencial que tuvo también una injerencia de afuera”.

Resaltó el mandatario que hay muchas situaciones que ya han sido tratadas por las autoridades judiciales y que han llevado a capturas que muestran que hay grupos armados organizados que financiaron actos de vandalismo o inclusive bloqueos y que son los mismos grupos que tienen la protección del dictador en Venezuela.

El mandatario colombiano añade que no se puede asegurar que todas las personas que han protestado son personas que hacen parte de una especie de conspiración, sin embargo, afirma que el mundo está altamente polarizado políticamente.

“Las sociedades están polarizadas, fracturadas políticamente y ahora estamos en el mundo de la posverdad donde dicen que la percepción es la realidad y eso es lo que termina alimentando a unos grupos que lo que todos los días buscan es a través de la percepción que es una deformación a desfiguración de la realidad tratar de construir una verdad a partir de mentiras y por lo tanto tratar de exacerbar odios y afectar a la sociedad…”, apuntó el mandatario Iván Duque.

En sus declaraciones a Radio Panamá y el diario La Estrella de Panamá, el presidente del país vecino compartió algunas reflexiones sobre los equilibrios que deben existir para el fortalecimiento de los sistemas democráticos.

“Las democracias necesitan equilibrios. Las democracias modernas se cimientan en equilibrios donde se debe promover la iniciativa privada, empresarial, el emprendimiento, pero con una finalidad social de generar empleos, hacer transformaciones y que podamos hablar de desarrollo, pero tener el equilibrio con el medio ambiente…los sectores económicos no se pueden satanizar”, resaltó.

A juicio de Duque, en América Latina hay una extrema izquierda que quiere deformar la realidad con mensajes con posverdad, generando odios y que necesita alimentarse del caos; pero también hay una extrema derecha que cree que puede resolver todos los problemas sencillamente con unos discursos que muchas veces son altisonantes y de confrontación, que también denigra de subsidios de programas sociales o que sencillamente no cree de ninguna manera en esos equilibrios que necesitan las democracias.

Considera que los extremos le están haciendo daño a muchos países como es el caso de Venezuela. “Esos extremos han puesto a trastabillar a otras democracias, como la situación compleja que se está presentando en Nicaragua.”

Sobre el caso de Nicaragua, el presidente Iván Duque dijo que se debe hacer una gran reflexión y proteger la Carta Democrática Interamericana y tener la contundencia y claridad para elevar la voz ante cualquier país que viole la Carta Interamericana. Nuestra voz también tiene que traducirse en acciones y acciones de respeto a la democracia”, aseguró.

 

Relaciones con Panamá.

En cuanto a los vínculos entre Panamá y Colombia, el presidente colombiano Iván Duque Márquez, dijo que las relaciones son de hermandad. Mencionó que se ha trabajado intensamente con la administración de su homologo Laurentino Cortizo, dando pasos muy importantes para el fortalecimiento del comercio y la cooperación de información, de la lucha contra el crimen, entre otros.

“Panamá es uno de los tres destinos de la inversión colombiana en el mundo, de los tres principales destinos…también hemos visto que hay inversión panameña muy importante en Colombia y una relación comercial creciente”, señaló Duque.

Mencionó el mandatario colombiano que, en la medida que la economía colombiana crezca más le ayuda a Panamá, pero cuando a Panamá le va bien a ellos también les va bien porque hay turismo e inversión. Agrega que esa relación debe hacerse mas fuerte en los intercambios culturales, deportivos y de seguridad, entre otros.

 

Situación migratoria en Darién.

El presidente Iván Duque cree que el fenómeno que se tiene en la provincia de Darién es distinto a otros fenómenos migratorios. “Lo que estamos enfrentando en esa frontera no es un tema de colombianos pasándose a Panamá o de panameños pasándose a Colombia y ni siquiera es un tema, por ejemplo, de migrantes venezolanos entrando a Panamá o entrando a Colombia…ahí tenemos una situación grave de trata de personas”, afirmó.

Dijo el mandatario que se trata de fenómenos que nunca se habían visto y que, en ese sentido, es muy importante la cooperación en seguridad binacional en la frontera. Reconoce que es una frontera compleja, selvática y que muchas veces es utilizada por el narcotráfico y por la minería ilegal, y por eso considera vital la relación con Panamá donde se comparte información e inteligencia. Enfatiza que es vital tomar acciones, denunciar y actuar frente a ese fenómeno de trata de personas.

Con relación a la pandemia, que inició en 2020, dijo que después de ver tantos millones de contagios y muertes en el mundo, la reflexión debe ser que se está avanzando con la vacunación, pero sobre todo debe hablársele a la ciudadanía con la verdad y transparencia porque la vacunación no significa que la gente se va a dejar de contagiar o que se van a dejar de morir. Apuntó que la vacunación contra la Covid-19 debe ir acompañada de las medidas de autoprotección no farmacológicas como es uso de tapabocas, el distanciamiento, el lavado de manos y otros protocolos de bioseguridad.

“La sociedad y la individualidad tienen que jugar un papel, osea hoy ya a nadie toca hacerle pedagogía para hacerle saber cómo se cuida del Covid-19, lo que necesitamos es que todas las personas en efecto nos cuidamos del Covid-19…yo creo que aquí nos toca asumir una gran responsabilidad y es la vacunación masiva para mitigar efectos, una reactivación segura con todos los protocolos de bioseguridad y que logremos atender el cierre de brechas sociales”, concluyó el mandatario colombiano.

Sergio Rivera con la redacción