Escucha ahora

Sal y Pimienta

Mariela Ledezma y Annette Planells


'El General', el presunto líder de la organización criminal ligada al Clan del Golfo

Durante la mañana de este sábado, debe celebrarse la audiencia para la imputación de cargos y la respectiva medida cautelar para estas 57 personas aprehendidas.

'El General', el presunto líder de la organización criminal ligada al Clan del Golfo

Esta es la fachada de la casa en Nueva Providencia, Colón, donde vivía la mamá del presunto líder de la organización criminal, ligada al Clan del Golfo. Foto: Rolando Espinoza

Un colonense de nombre Jorge Luis General (alías El General), fue identificado por un grupo de fiscales del Ministerio Público, como el presunto líder de la organización criminal ligada al Clan del Golfo, donde resultaron aprehendidas al menos 57 personas, entre ellas, funcionarios, quienes le daban apoyo logístico al citado clan para trasegar droga a Estados Unidos.

De acuerdo con las autoridades, la casa ubicada en Nueva Providencia, provincia de Colón, donde se encontraron más de $10 millones en efectivo, en tres caletos, estaba vinculada con "El General".

En la audiencia que inició el pasado jueves 02 de diciembre y que continuará a las 9:00 a.m. de este sábado, se legalizaron 10 allanamientos de la denominada Operación Fisher, incluidos los de las casas ligadas a "El General" en Nueva Providencia y en Costa Verde, en La Chorrera.

El Ministerio Público reveló que estas pesquisas iniciaron desde febrero 2020 y que el dinero incautado pertenece al cabecilla de la presunta organización relacionada con el Clan del Golfo, el cual controla casi un tercio de la producción de la cocaína en Colombia. 

Según informes, la alta suma de dinero decomisado sería el resultado del negocio de recibir, custodiar y ocultar grandes cantidades de drogas provenientes de Colombia, para ser enviada por la ruta de Centroamérica a Estados Unidos.

Cabe destacar que el Clan del Golfo era liderado por Dairo Antonio Úsuga (alias Otoniel), capturado en octubre pasado y por el cual Estados Unidos ofrecía $5 millones de recompensa.

De los 57 capturados el pasado miércoles, cuatro pertenecen a la Policía Nacional y uno al Servicio Nacional Aeronaval, mientras que dos trabajan en la Autoridad del Canal de Panamá, otro en el Ministerio de Educación y uno en una junta comunal.

Estas labores tomaron más de 12 horas para alcanzar el monto de $10 millones.

Según una publicación del diario La Prensa, el primer caleto, en una de las habitaciones de la residencia de Nueva Providencia, fue encontrado a eso de las 5:00 p.m. del pasado miércoles, y estaba debajo de una cama. Los agentes tuvieron que romper las baldosas, un piso de concreto de varias pulgadas y, por último, una lámina de metal. Tras hacer un boquete, encontraron gran cantidad de bultos de dinero envueltos en plástico. En un armario, en otra de las habitaciones, había otro escondite con dinero.

Luego de unas horas, el grupo de policías detectó otro caleto en un depósito ubicado cerca de la casa. Seis horas después, a las 11:00 p.m., lograron sacar todo el dinero y transportarlo a Panamá para contarlo en la sede de la Policía, en Ancón.

En 9 allanamientos iniciales habían encontrado cerca de $100 mil en efectivo, 10 armas de fuego y 38 vehículos de alta gama.

La denominada Operación Fisher fue ejecutada simultáneamente en las provincias de Panamá, Panamá Oeste y Colón. Contó con la participación del Servicio Nacional Aeronaval (Senan), de la Dirección de Investigación Judicial de la Policía Nacional (DIJ) y de la Fiscalía Especializada en Delitos Relacionados con Drogas, y tuvo el apoyo de la Agencia de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Se conoció que en la "casita azul" en Nueva Providencia, donde se encontró el botín, vivía la madre del presunto cabecilla, identificado como Jorge Luis General.

Datos recabados por las autoridades, "El General", su mamá y su suegra tenían propiedades de lujo en la urbanización Costa Verde, en Panamá Oeste. Estaban llevando a cabo trabajos de remodelación, con los mejores acabados en la cocina y piscina, área de entretenimiento con un bar y una televisión con pantalla de 50 pulgadas.

La tarde del viernes, el Segundo Tribunal Superior de Justicia, en Ancón, se celebró una audiencia en la que la juez Teodolinda Cardoze legalizó 10 allanamientos, a petición de los fiscales Joseph Díaz Calderón y Johana Quiel.

Durante la mañana de este sábado, debe celebrarse la audiencia para la imputación de cargos y la respectiva medida cautelar para estas 57 personas aprehendidas.