Escucha ahora

Más para Oir

Resumen diario


El país aún tiene barreras que superar respecto a la paridad política

La participación de las féminas en los partidos políticas es alta, y representa un 49.4%, sin embargo, cuando se revisan cifras sobre cómo ellas participan en las mesas directivas de sus colectivos, el índice es muy bajo.

A través del Instituto de Estudios Democráticos del Tribunal Electoral (TE), se presentó hace algunos días, el informe Atenea-Panamá 2020, el cual explora los avances del país en materia de paridad y se titula “Mujeres panameñas en la ruta hacia la paridad política”.

Tamara Martínez, investigadora de dicho instituto, destacó que el estudio revela algunos avances sobre la paridad de género, también se dieron avances en la cantidad de mujeres electas como diputadas a la Asamblea Nacional y nombramiento de magistradas en la Corte Suprema de Justicia, pero aún así, persisten barreras, sobre todo socioculturales que están limitando una mayor participación de mujeres.

Indicó que en 2015 fue la primera vez que se aplicó este estudio a Panamá, donde se obtuvo una calificación de 37 puntos, y en cinco años se mejoró por 19 puntos, con algunos parámetros, como el de poder judicial y electoral y compromisos asumidos por el Estado en la Constitución y el marco legal, con aumento de 55 y 20 puntos respectivamente. “El avance no ha sido tan significativo, sin embargo, cuando estamos hablando de índices y mediciones muy puntuales sobre estos temas, sí se puede notar. Estamos frente a un sistema que ha sido creado y valorado por la población y la propia educación que nosotros hemos recibido que ha sido como creado para que las mujeres no puedan insertarse de la manera efectiva”, precisó.

La participación de las féminas en los partidos políticas es alta, y representa un 49.4%, sin embargo, cuando se revisan cifras sobre cómo ellas participan en las mesas directivas de sus colectivos, el índice es muy bajo.

Mediante el estudio se analizan ocho dimensiones que buscan medir el ejercicio real de los derechos políticos de las mujeres y las condiciones necesarias para su ejercicio y desempeño.

En total son 40 indicadores que caen bajo estas dimensiones y se analizan de forma específica para generar un puntaje de paridad.

Panamá obtuvo un puntaje de 52 en una escala del 0 al 100, con algunas dimensiones puntuando tan alto como 76.2 (ejercicio del derecho al sufragio) y otras tan bajas como 24.3 (gobierno local).

Entre los parámetros que se miden están el porcentaje de mujeres que se postulan a cargos de elección popular y salen electas, al igual que la normativa existente pro paridad.