Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


El rabino Gustavo Kraselnik y su esposa Ruthy celebraron 20 años al frente de KSI

El trabajo de esta pareja al frente de la congregación más antigua de Panamá es un testimonio a la libertad de culto en nuestro país y una demostración de la convivencia armónica entre diversas creencias religiosas.

El rabino Gustavo Kraselnik y su esposa Ruthy celebraron 20 años al frente de KSI

Pareja celebró junto a sus feligreses e invitados . Foto: Cortesía

 

El martes, 21 de junio de 2022, el rabino Gustavo Kraselnik y su esposa, la morá Ruthy Kraselnik –de la Congregación Kol Shearith Israel (KSI)– celebraron junto a sus feligreses e invitados especiales, dos décadas de trabajo al frente de su congregación, la más antigua del país, fundada en 1876.

 

 El acto protocolar, que contó con la presencia de miembros del Gobierno, del cuerpo diplomático acreditado en el istmo, del Comité Interreligioso de Panamá (COIPA) y de organizaciones judías hermanas, inició con las palabras de bienvenida del presidente de la Junta Directiva de KSI, Joshua Henríquez, quien aprovechó el momento para agradecerle a la pareja por su liderazgo, pasión y entrega incondicional a la congregación.

 

“Con su trabajo en el comité interreligioso, Gustavo nos ha posicionado como un importante interlocutor en la comunidad en general”, compartió Henríquez, quien también destacó el valioso esfuerzo del rabino Gustavo y la morá Ruthy por mantener a la comunidad unida y acompañada durante la pandemia, a través de la creación de la comunidad virtual BIDUD BEYAJAD (Aislamiento juntos), que durante casi 24 meses ofreció actividades diarias tales como clases de cocina, conversatorios, juegos, rezos, presentaciones musicales, cine foros y más.

 

Seguidamente, Milton Cohen-Henríquez, presidente de la junta directiva de KSI durante el proceso de selección del rabino Gustavo y su esposa 20 años atrás, dio un pantallazo de lo que ha ocurrido desde su contratación. Entre otras cosas, Cohen-Henríquez subrayó que, al poco tiempo de empezar su labor, el rabino Gustavo y la morá Ruthy ya le habían impregnado a la congregación una vigorización que le permitió a la comunidad “volver a soñar con crecer y construir”.

 

“Esa capacidad de inspirar, de crear y de construir familias humanas y familias institucionales que nos han dedicado Gustavo y Ruthy en estos veinte años, nos lleva a bendecir al Creador que los trajo a nuestro seno y a celebrar con ellos estas dos décadas”, cerró Cohen-Henríquez, antes de decir una plegaria en honor a la pareja.

 

Por su parte, Alan Perelis, presidente del Congreso Judío Panameño (CJP), con emotivas palabras se dirigió a los homenajeados, agradeciéndoles que KSI no solo tenga un gran pasado, sino un futuro promisorio: “Tu aporte principal no es la suma de cada esfuerzo individual, sino tu visión holística, desde el primer día, del proyecto en su totalidad.

 

Somos una comunidad, en el sentido amplio de la palabra, en crecimiento, debidamente organizada, con relaciones sanas y constructivas con la sociedad panameña, el Gobierno nacional, el mundo judío en general, con el Estado de Israel y con el resto de la comunidad judía de Panamá, entre otros. Y estamos donde estamos, en grandísima parte, gracias a ti”.

 

Luego de la grata presentación del coro de la congregación, Kol HaNeshamá, el rabino Gustavo expresó su emoción y satisfacción por liderar a KSI a lo largo de estas dos décadas y por la labor realizada: “Hoy repasamos los grandes acontecimientos que compartimos durante estos 20 años y han sido impresionantes, sin embargo, lo esencial de nuestra tarea como educadores y como líderes religiosos es la que se hace de manera cotidiana, en cada clase, en cada celebración, en cada conversación.

 

Eso es lo que nos apasiona, acompañar a cada persona en el recorrido de la vida.” Luego de finalizado el acto protocolar, los invitados compartieron en un ameno cóctel en el salón Richie Toledano del centro comunitario de la Congregación Kol Shearith Israel ubicado en Costa del Este. Acera del rabino Gustavo y la morá Ruthy El rabino Gustavo, además de dirigir espiritualmente a KSI, es el presidente del Comité Interreligioso de Panamá, y es el representante del Congreso Judío Latinoamericano (CJL) para el diálogo interreligioso en Centroamérica. La morá Ruthy, por su parte, tiene a su cargo diversos proyectos de educación en la congregación, para niños y adultos.