Escucha ahora

Panamá Hoy Edición Vespertina


En Puntitas: Reconstruir el futuro

Las reconstrucciones de Notre-Dame pueden tardar hasta 20 años. ¿Estarías dispuesto a que nuestro país pase esa cantidad de tiempo estancado?

En Puntitas: Reconstruir el futuro

Elecciones Panamá. Foto: Cortesía

Si comparamos las antiguas paredes de la iglesia Notre Dame de París que se quemó esta semana con cualquiera de las “modernas” percibiremos no solo un cambio de estilo, sino un cambio de época. Pasamos de una iglesia construida en el siglo XII por unos artesanos que decidieron erigirla al estilo gótico y velar por que cada detalle demuestre la grandeza de la empresa, a unos centros religiosos que no se distinguen de otros edificios con paredes planas construidas de forma rápida que denotan una apatía disfrazada de sencillez y practicidad.

 

Notre Dame de París es una de las iglesias más visitadas del mundo-más de 13 millones de personas entran al año-, y, aunque todavía se desconocen las causas exactas del incendio que acabó con gran parte del monumento y no se ha decidido cómo se procederá a renovarla, en menos de 24 horas se recaudaron más de 630 millones de euros para comenzar los trabajos. ¿Buena noticia?, claro. Pero, esto tal vez se lo hubieran podido haber ahorrado todos los magnates que han decidido aportar a la causa si las autoridades francesas le hubieran hecho caso a los informes de la UNESCO que desde el año 2000 alertan del mal estado de la institución.

 

Es increíble a veces tenemos que esperar a que pase una catástrofe para despertar, apreciar y actuar. Y esto no solo aplica para el arte. Los ciudadanos de muchos países se sienten reacios a votar en elecciones o sienten que no tienen el deber de involucrarse en la vida pública porque sus problemas y desafíos no les cosieren, hasta que los tocan de cerca. Este cinco de mayo Panamá tiene la oportunidad de cambiar el giro de las cosas. Se acabará la era del binomio Martinelli-Varela, pero la posibilidad de que lo que venga sea mejor dependerá de que los panameños estén dispuestos a ser parte de la reconstrucción del país.

 

Las reconstrucciones de Notre-Dame pueden tardar hasta 20 años. ¿Estarías dispuesto a que nuestro país pase esa cantidad de tiempo estancado? Para evitarlo infórmate, edúcate y exígele a tus mandatarios. Si alguno no cumplió no lo reelijas. Analiza bien los comportamientos de los candidatos en esta campaña. Si no te gusta lo que ves ahora, imagínate en cinco años.

 

 

Valentina Hilaire

La autora es estudiante de periodismo.