Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


En un año, embarazo en adolescentes le costó a Panamá $525 millones

El costo sanitario incluye $15.3 millones por pérdida social por mortalidad materna y gastos de atención en salud de embarazos adolescentes. Además, en el impacto fiscal, $15 millones por ingresos no percibidos.

En un año, embarazo en adolescentes le costó a Panamá $525 millones

En un año, embarazo en adolescentes le costó al Panamá $525 millones. Foto: Ilustrativa

El estudio de Consecuencias socioeconómicas del embarazo en la adolescencia en Panamá, elaborado por el Fondo de Población de Naciones Unidas, evidenció que los embarazos en adolescentes que se registraron durante 2019 representaron un costo económico para el país de $525 millones.

El representante del Fondo de Población, José Manuel Pérez, explicó que este monto equivale a lo que perdería el Estado si el Canal de Panamá dejara de funcionar por más de tres meses.

Añadió que cada acción para prevenir el embarazo en jóvenes es una acción para asegurar el desarrollo y el crecimiento del país. “Si no se toman medidas, las consecuencias por no hacer frente al tema pueden generar pérdidas económicas irreversibles”, dijo.

El organismo de Naciones Unidas —mediante una investigación— encontró que el costo total asociado a los embarazos y la maternidad temprana en el año 2019 fue de $525 millones, de los cuales $495 millones corresponden al costo socioeconómico, que incluye factores como el costo de oportunidad por actividad laboral, costo de oportunidad de ingreso laboral y costo de oportunidad por empleo.

El costo sanitario incluye $15.3 millones por pérdida social por mortalidad materna y gastos de atención en salud de embarazos adolescentes. Además, en el impacto fiscal, $15 millones por ingresos no percibidos.

El equipo de Unfpa realizó el estudio utilizando MILENA 1.0., una metodología que calcula el costo de oportunidad (cuánto pierde el país y/o deja de ganar) en la educación, la participación laboral y en los ingresos. Además, estima gastos en salud y pérdidas fiscales por impuestos no percibidos.