Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Esquema Nacional de vacunación contará con una nueva vacuna hexavalente y tetravalente

La hexavalente es una vacuna pediátrica combinada que en una sola dosis protege contra la difteria, el tétano, la tos ferina, la poliomielitis, la hepatitis B y las enfermedades invasivas por haemophilus e Influenza tipo B-2 contamos con 100 mil dosis disponibles y la tetravalente es una vacuna que incluye la vacunas del Polio inactivado, puntualizó Hewitt.

Esquema Nacional de vacunación contará con una nueva vacuna hexavalente y tetravalente

Programa de vacunación es reforzado. Foto: Ilustrativa

 

Panamá se convierte en primer país de la región en introducir la vacuna hexavalente, que brinda protección contra seis enfermedades, en su programa nacional de vacunación.

 

Itzel de Hewitt coordinadora general del Programa Ampliado de Inmunización del Ministerio de Salud, destacó que, con este paso que inició en 2004, se busca enriquecer el Esquema de Vacunación para poner al país a la vanguardia en los programas de vacunación de Latinoamérica. 

 

“La hexavalente es una vacuna pediátrica combinada que en una sola dosis protege contra la difteria, el tétano, la tos ferina, la poliomielitis, la hepatitis B y las enfermedades invasivas por haemophilus e Influenza tipo B-2 contamos con 100 mil dosis disponibles  y la tetravalente es una vacuna que incluye la vacunas del  Polio inactivado”, puntualizó Hewitt. 

 

Además destacó que hoy se cierra con la aplicación de la vacuna de polio oral, para colocar la vacuna de polio inactivada.

 

Dijo que este cambio representa una inversión de 3.2 millones de balboas para el Estado panameño, sin embargo aseguró que reforzar el esquema de vacunación en Panamá “no tiene precio”.

 

 En paralelo el Ministerio de Salud precisó que un informe publicado recientemente por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señaló que en el año 2020 a causa de la pandemia, 2.7 millones de niños de la región no recibieron las vacunas esenciales para mantenerlos sanos y que la interrupción de las campañas de vacunación los dos últimos años ha hecho retroceder casi tres décadas de procesos en la vacunación contra la poliomielitis y el sarampión lo que representa un riego real para su reintroducción.