Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Estudio del Gorgas revela que el 61% de la población panameña ha estado en contacto con la Covid-19

Este programa ha sido respaldado económica y logísticamente por Senacyt y el movimiento Todo Panamá.

Un grupo de científicos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) estiman que la seroprevalencia por la enfermedad de la Covid-19 de personas que han estado en contacto con el virus y generado anticuerpos, es de alrededor de un 61%.

Jean Paul Carrera, virólogo del Gorgas, explicó que este estudio, cuyo nombre es “Seroprevalencia del Coronavirus en la población”, fue realizado en 10 corregimientos de alta transmisión del virus como, por ejemplo: Vista Alegre, Chilibre, Juan Demóstenes Arosemena, 24 de Diciembre, Belisario Frías, Las Mañanitas, Ernesto Córdoba Campos, Alcalde Díaz, Amelia Denis de Icaza y Tocumen, entre junio y julio de 2021 y se pudo reclutar a más de 2,200 personas.

Entre noviembre y diciembre 2020 realizaron la primera ronda de este estudio y ahora, casi seis meses después, el grupo científico lo repitió para tratar de estimar cómo ha cambiado esa infección a nivel comunitario y lograron ver un incremento con prevalencias que van desde el 32% hasta el 61%.

“Los primeros cálculos que se habían hecho del Covid-19, nos decían que debíamos tener un 75% de un 70% de la población con anticuerpos o protección para que el virus fuese disminuyendo su transmisión. Hemos visto que, de forma natural tenemos un 61%, esperamos ver caídas más abruptas de la transmisión, esto sumado a lo que aporta la vacunación. Tener prevalencias de infección natural de un 61% nos pinta un buen panorama con respecto a algunos sitios de alta transmisión”, explicó Carrera.

El virólogo dijo que se sabe que son infecciones naturales porque en estas pruebas, las vacunas están diseñadas contra una proteína específica del virus, “la primera aproximación que hemos hecho es tratando de medir otra proteína estructural del virus que se encuentra en otra región y no está usada para la vacuna, y nos permite hacer como un juego entre detectar un poco la infección natural vs quiénes han sido vacunados”.

En estos momentos, el estudio se encuentra en la etapa de medir en los mencionados corregimientos, cuántas personas tienen la vacuna o a cuánto se debe esta inmunidad por la vacuna. “Al final de esto vamos a poder hacer una suma de infección natural adicional a la vacuna y tener un panorama más realista”, precisó.

Este programa ha sido respaldado económica y logísticamente por Senacyt y el movimiento Todo Panamá.