Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Fiscalía de Nueva York pide hasta casi 11 años de prisión para los hermanos Martinelli Linares

En su recomendación al juez, la fiscalía tomó en cuenta tres factores: la gravedad de los cargos; la poca colaboración de los acusados y la fuga que ambos llevaron a cabo en junio de 2020, lo que fue considerado como un intento por evadir sus responsabilidades por los crímenes cometidos.

Fiscalía de Nueva York pide hasta casi 11 años de prisión para los hermanos Martinelli Linares

Hermanos Martinelli Linares. Foto: Ilustrativa

La fiscalía de Nueva York pide una condena de 108 meses (9 años) a 135 meses (11 años y 3 meses) para Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, ambos confesos de haber conspirado para blanquear $28 millones en coimas entregadas por la contratista brasileña Odebrecht, "para beneficio de un familiar cercano y alto oficial del gobierno panameño”, entre agosto de 2009 y septiembre de 2015.

Así consta en las notas que la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York envió al juez Raymond J. Dearie, quien el próximo 20 de mayo debe dictar sentencia a los dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli Berrocal (2009-2014). Una nota, de 17 páginas, está dedicada a Ricardo Alberto y la otra, de 19, a Luis Enrique, aunque el contenido de ambas es similar, dado que se les acusa de los mismos hechos y las condiciones de ambos son iguales. Algunas frases han sido tachadas.

De acuerdo con una publicación del diario La Prensa, la fiscalía apunta en su escrito que el Departamento de Libertad Condicional recomendó una sentencia superior, de 180 meses (15 años) de prisión, así como un pago de $250 mil, dado que no se observaron causales que habrían podido “mitigar” la condena.

En su recomendación al juez, la fiscalía tomó en cuenta tres factores: la gravedad de los cargos; la poca colaboración de los acusados y la fuga que ambos llevaron a cabo en junio de 2020, lo que fue considerado como “un intento por evadir sus responsabilidades por los crímenes cometidos”.

De ese modo, la fiscalía se opone rotundamente a la pretensión de los abogados de Ricardo Alberto y Luis Enrique, que hace una semana solicitaron su excarcelación al juez Dearie, por considerar que los 23 meses que sus clientes han estado detenidos preventivamente (primero en Guatemala y ahora en Brooklyn) es la pena de prisión que les correspondería por haberse declarado culpables del delito de conspiración para lavar dinero, utilizando el sistema bancario estadounidense.

La fiscalía señala que aunque los acusados alegan que los 23 meses de prisión preventiva son suficiente castigo, porque -según sus abogados defensores- desempeñaron un “simple” rol de intermediarios en la recepción de los dineros de Odebrecht, su participación fue “esencial para la comisión de este crimen y mantuvieron una conducta criminal, sistemática y estratégica, por cerca de seis años”.

Igualmente, utilizaron $9.5 millones para invertir en una compañía de servicio telefónico, y otras cantidades (no precisadas) para adquirir bonos y acciones.

Aunque el cargo que se les endilga es por conspirar para lavar $28 millones en coimas de Odebrecht, a través del sistema financiero estadounidense, la nota de la fiscalía menciona que la compañía brasileña desembolsó otros $30 millones, depositados en cuentas bancarias en euros a nombre de sociedades fantasmas gestionadas por los dos hijos del expresidente. Ese monto no es parte de la acusación en Estados Unidos. Los dineros eran pagados por el Departamento de Operaciones Estructuradas, que era la oficina que gestionaba las coimas de la constructora. A cambio, Odebrecht recibió contratos de infraestructura pública, adjudicados “con millones de dólares de sobreprecio”, entre los que específicamente se menciona el Metro de Panamá.

“Esta claro que los coacusados y el alto oficial del gobierno de Panamá se beneficiaron de este esquema ideal, a expensas del pueblo panameño”, remarca la fiscalía en su escrito.