Escucha ahora

Estampas Colombianas

Director: Hernán G. Posada R.


Imponen medidas cautelares a 8 de los imputados por el supuesto tráfico de armas

Fiscalía no descarta la conducción de más personas ligadas a esta investigación

Imponen medidas cautelares a 8 de los imputados por el supuesto tráfico de armas

Imponen medidas cautelares a 8 de los imputados por el supuesto tráfico de armas. Foto: Cortesia

Celia Douglas

Tras una maratónica audiencia en el Sistema Penal Acusatorio (SPA) ubicado en Plaza Ágora de la ciudad capital, el juez Eric González formuló cargos por el delito de posesión y tráfico de armas y explosivos a ocho personas que fueron llevadas a audiencia de garantías, tras ser detenidas durante la “Operación Furia”, entre los que se encuentran exdirectores de organismos de seguridad nacional.

En la audiencia que concluyó entrada la madrugada de este jueves se le imputaron cargos a: Belsio González, exdirector del Senan; Frank Ábrego, exdirector del Senafront y a Omar Pinzón, exdirector de la Policía Nacional.

A estos tres exfuncionarios de alto perfil se les decretó la medida de prohibición de salida del país y arresto domiciliario.

En tanto, a Jack Betesh, de la empresa Aerotécnica de Panamá; así como a Juan Pineda, Luis Cegarro y Roberto García Dapena también se le imputaron cargos por el delito a la seguridad colectiva en la modalidad de tráfico de armas y explosivos.

Tanto Pineda y García Dapena tendrán que reportarse dos veces al mes, según confirmó el Fiscal Superior contra la Delincuencia Organizada, Emeldo Márquez.

La audiencia se celebró bajo estrictas medidas de seguridad y con la participación mínima de los involucrados debido a las medidas sanitarias por la pandemia.

Se conoció que la fiscalía solicitó la detención provisional para todos, sin embargo, el juez consideró que los fiscales no aportaron los elementos suficientes para justificar la aprehensión de los investigados.

En tanto el fiscal Márquez, destacó que tiene un plazo de 6 meses para continuar las investigaciones, las cuales incluirán un peritaje de las armas decomisadas.

El proceso judicial surge tras haberse realizado más de 28 diligencias de allanamiento entre las provincias de Panamá, Panamá Oeste y Verguas, logrando la detención de por lo menos 19 personas.

Se decomisaron 34 armas, entre estas: 16 pistolas, 13 fusiles de guerra, 1 rifle, 4 escopetas y más de 2 mil municiones. La investigación, según las autoridades, inició en marzo de 2019.

Detalles del informe con José Agustín Del Mar