Escucha ahora

Más para Oir

Resumen diario


Juezas que absolvieron a Ricardo Martinelli avalaron los planteamientos de su defensa

Narraron que los mensajes electrónicos reconocidos por las víctimas tuvieron muchos destinatarios. Pero este no fue el caso de los correos de Aurelio Barría, una de las víctimas.

Juezas que absolvieron a Ricardo Martinelli avalaron los planteamientos de su defensa

Ricardo Martinelli fue declarado absuelto por el caso pinchazos telefónicos. Foto: Ilustrativa

Las juezas del tribunal que declararon no culpable al expresidente Ricardo Martinelli de los delitos de interceptación de comunicaciones y seguimiento, persecución y vigilancia sin autorización judicial, leyeron este martes la sentencia que absolvió al exmandatario.

Aseguraron que las víctimas coincidieron en varios aspectos cuando señalaron que sus correos fueron interceptados, y al decir que el responsable era Martinelli, ya que en su momento (2012-2014) era el mandatario del país.

Sin embargo, en cuanto a la veracidad de los correos, alertaron que estos no eran originales, y añadieron que las conversaciones mostradas en los siete cuadernillos no se transcribieron de forma íntegra, tal y como lo planteó la defensa del expresidente.

Narraron que los mensajes electrónicos reconocidos por las víctimas tuvieron muchos destinatarios. Pero este no fue el caso de los correos de Aurelio Barría, una de las víctimas.

Destacaron que algunos de los correos no eran comunicaciones privadas. Sobre el tema de seguimiento y vigilancia a la perredista Balbina Herrera, el tribunal dijo que lo declarado sobre el tema por agentes del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) no estaba consignado en declaraciones de la fiscalía. Recordaron que en el juicio se mencionó que personal del Frente por la Defensa de la Democracia era vigilado por el CSN, pero añadieron que era por temas de seguridad del país. Cuestionaron, además, la figura del testigo protegido. Dijeron que fue inconsistente.

Es decir, que ninguno de los testigos aportó evidencias de que Martinelli ordenó las escuchas.