Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Martinelli se confiesa impotente ante la inseguridad y le declara la guerra al hampa

"Les mando un mensaje a todos esos sinvergüenzas asesinos, tengan cuidado, no jueguen conmigo", advirtió, y anunció una "guerra frontal, sin cuartel, sin asco y sin contemplación" al tráfico de droga, a los delincuentes y asesinos.

Martinelli se confiesa impotente ante la inseguridad y le declara la guerra al hampa
Panamá, 11 mar (EFE).- El presidente panameño, Ricardo Martinelli, confesó hoy sentirse impotente ante las noticias sobre asesinatos, el aumento de la inseguridad y la delincuencia en el país, y prometió una "guerra sin cuartel" contra el hampa.

"Esto tiene que acabar, no puede seguir así, la inseguridad y la intranquilidad que hay en la calle, no tengo palabras para describir lo frustrado que me siento, lo enojado que me siento, lo impotente, pero les va a caer el peso de la Ley", declaró Martinelli a los periodistas tras un acto público.

La reacción del mandatario se da tras la muerte el martes pasado del universitario Daniel Alerto Carrizo, de 19 años, asesinado en su casa, en la capital, por cinco delincuentes con armas de fuego, entre ellos un menor de edad de 16 años.

"Les mando un mensaje a todos esos sinvergüenzas asesinos, tengan cuidado, no jueguen conmigo", advirtió, y anunció una "guerra frontal, sin cuartel, sin asco y sin contemplación" al tráfico de droga, a los delincuentes y asesinos.

Nadie se va a escapar de la mano de la justicia, ni los menores de edad ni los adultos, indicó.

Martinelli expresó que de ser necesario el mismo se va a "encargar de que a estos tipos se les de seguimiento y que no venga ningún abogado con leguleyadas a sacarlos".

"Esos asesinos que están allá afuera, menores o adultos, los vamos a parar y van a ir a la cárcel, van a ir por cincuenta años (la pena máxima en Panamá por delitos acumulados)", añadió.

Martinelli consideró, incluso, que se debe enmendar la ley "porque el que entra a una casa y mata a mansalva, como mataron a Daniel, esa persona tiene que tener cadena perpetua, no 50 años", aunque esto "lo decidirá el pueblo", apuntó.

Según datos oficiales, la tasa de homicidios en Panamá han pasado de 11,1 por cada 100.000 habitantes en 2006 a 23,2 en 2009.