Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Movimiento Ciudadano Panamá Decide convoca a un Gran Consenso Nacional para cambiar la Constitución

Este llamado tiene como objetivo zanjar la desconfianza y sumar esfuerzos para lograr un nuevo pacto social que forje un país más justo, equitativo, eficiente, democrático y participativo.

Movimiento Ciudadano Panamá Decide convoca a un Gran Consenso Nacional para cambiar la Constitución

Movimiento Ciudadano Panamá Decide convoca a un Gran Consenso Nacional para cambiar la Constitución. Foto: Cortesía

El Movimiento Ciudadano Panamá Decide, que lidera la iniciativa por una Constituyente Paralela, hace un llamado a todos los sectores de la vida nacional para que, sobre la base de la confianza mutua, se sumen a un gran consenso nacional, para lograr una nueva Constitución que forje un país más justo, equitativo, eficiente, democrático y participativo.

“Invitamos a todas las organizaciones y fuerzas vivas del país a sumarse a estos objetivos. La circunstancia actual requiere que los panameños y panameñas nos organicemos y, con respeto y confianza, trabajemos juntos para lograr los cambios urgentes que requiere la Constitución, incluyendo todas las propuestas de cambio que ayuden a tener un mejor país para todos”, plantea el Movimiento Panamá Decide.

Panamá Decide propone este consenso nacional para zanjar la desconfianza que impide lograr puntos en común en la ruta rumbo a país más justo, en la lucha contra la corrupción o para contar con una administración pública eficiente.

El Movimiento Ciudadano Panamá Decide quiere ejercer el papel de puente conciliador y de receptor de las ideas para producir lo que el país necesita, con la confianza de que podemos lograr la transformación de las instituciones y el fortalecimiento de nuestra democracia.

Y este movimiento también se compromete a impulsar una serie de objetivos en el nuevo marco constitucional que se genere a través de la Constituyente Paralela. Entre estas metas está crear un diseño constitucional que limite los poderes del Estado y, así, acabe con el presidencialismo exacerbado; además de impedir la concentración de poder en cualquier Órgano del Estado y que garantice una verdadera y funcional separación de poderes. Ello implica una reforma profunda del método de elección de los diputados, así como la definición de sus funciones, y de igual forma con las autoridades de otros Órganos del Estado.

Otro objetivo es garantizar un Estado de derecho a través de reformas al Sistema de Administración de justicia, para que los procesos se desarrollen garantizando la independencia de los operadores de justicia.  También es imperativo realizar reformas a las Procuradurías de la Nación y la Administración, para que sean directamente responsables del resultado de su gestión.

Además, se debe ampliar y profundizar el sistema democrático, proporcionando un mayor control y participación ciudadana sobre la actuación de los funcionarios y, a la vez, creando métodos eficientes de rendimiento de cuentas. El fin es contrarrestar el clientelismo político, la corrupción y los conflictos de interés a la hora de administrar las instituciones públicas.