Escucha ahora

Frecuencia Deportiva

David Salayandía y Ramón Monchi Webster


Panamá, con el estigma de 'paraíso fiscal' pese a reformas

Las nuevas revelaciones llegan en momentos en que la imagen del país aún se resiente del escándalo financiero de los 'Papeles de Panamá', en 2016.

Panamá, con el estigma de 'paraíso fiscal' pese a reformas

Panamá, con el estigma de 'paraíso fiscal' pese a reformas. Foto: AFP

Las revelaciones de los "Papeles de Pandora" colocan otra vez a Panamá como uno de los lugares preferidos para crear sociedades opacas y ocultar dinero, pese a los intentos del país por dejar de ser visto como un "paraíso fiscal".

"Es nuestro deber defender los intereses de la nación y luchar para que el nombre del país no se asocie a actividades que repudiamos y que combatimos con la ley", dijo el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, tras la divulgación el domingo de los "Papeles de Pandora".

Este informe, elaborado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), explica cómo varios estudios de abogados, entre ellos el bufete panameño Alcogal, crearon sociedades opacas para ocultar fortunas de 336 políticos de alto nivel.

Tras su publicación, el gobierno de Panamá anunció investigaciones e informó que en solo un año se han suspendido en el país la mitad de unas 760.000 personas jurídicas por "incumplimiento de la regulación panameña".

Las nuevas revelaciones llegan en momentos en que la imagen del país aún se resiente del escándalo financiero de los Papeles de Panamá, en 2016, donde se reveló cómo el bufete panameño Mossack Fonseca creó sociedades que fueron utilizadas por personalidades de todo el mundo para esconder dinero.

El país centroamericano permanece en la lista de territorios considerados como "paraísos fiscales" por Francia y la Unión Europea. Además, el Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi) considera que no hace lo suficiente contra el blanqueo de dinero y el financiamiento del terrorismo.

¿Por qué Panamá?

"Cuando la élite latinoamericana quiso ocultar su riqueza" recurrió a la firma panameña Alemán, Cordero, Galindo y Lee (Alcogal), dice la investigación, según la cual ese despacho creó sociedades para 160 políticos y funcionarios.

Alcogal sirvió, según el documento, a figuras involucradas en algunos de los escándalos más notorios de América Latina, como la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, el "saqueo de activos públicos venezolanos" y el "Fifagate".

El sistema financiero panameño ha sido visto durante décadas como "un paraíso fiscal" por laxitudes que existían antes del escándalo de los "Papeles de Panamá", pero se han hecho reformas.

"Antes, el dueño de una sociedad era el que tenía la acción al portador. Tú podías hacer una sociedad pero si yo tenía las acciones, el dueño era yo. Entonces en el registro de acciones no se registraba el nombre de nadie", explicó a la AFP el exvicecanciller panameño y abogado Luis Hincapié.

"Hoy eso no se puede, primero porque las acciones al portador no se permiten (...) y tiene que revelarse quién es el beneficiario. Hoy tampoco los bancos te dejan abrir cuentas si no tienen toda esta información", agregó.

Además se han implementado medidas para conocer el origen y beneficiario final de las sociedades, mayores controles legales y la penalización con cárcel de la evasión fiscal.

Y se estableció un intercambio de información financiera bajo parámetros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Panamá era una plaza atractiva porque "la falta de orden y regulación" hacía "poco probable" que se persiguiera de manera efectiva a quienes crearan sociedades para infringir la ley, dijo a la AFP el presidente del capítulo panameño de Transparencia Internacional, Carlos Barsallo.

Pero ahora, "la sociedad anónima panameña ya no es atractiva en el mercado corporativo internacional", añadió.

Hincapié subrayó que "el país ha avanzado mucho en los últimos 10 años" adaptando sus leyes a los cambios en "materia financiera y corporativa".

Todavía falta

Sin embargo, "Panamá no logra todavía mostrar eficacia y eficiencia en la revelación de beneficiarios finales" de las sociedades opacas porque "aún hay obstáculos que no se superan", declaró Barsallo.

En ocasiones falta "mostrar una real voluntad, el problema es de fondo, no admitirlo es lo que lo agrava", agregó.

Para Hincapié "el problema no es el uso de sociedades, el verdadero problema es que quien le da mal uso, camina tranquilamente en la calle".

Pero otros creen que el país se enfrentá a un supuesto complot para destruir su centro financiero.

Es un movimiento orquestado "para afectar la imagen del país y sacar a Panamá de la posibilidad de ejercer ese tipo de actividades comerciales", dijo a la AFP Alfonso Fraguela, exvicepresidente del Colegio Nacional de Abogados.

Publio Cortés, exresponsable de la Dirección General de Ingresos de Panamá, sin embargo advirtió: "Ninguna solución se encontrará si seguimos en eterno conflicto con la comunidad internacional".