Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Panamá quiere tener más turistas de Estados Unidos

El gobierno panameño tiene en marcha una campaña para promover al país entre los norteamericanos.

Panamá quiere tener más turistas de Estados Unidos

Pese a que 180.876 estadounidenses visitaron a Panamá durante el primer semestre de este año 2016, el gobierno del presidente Juan Carlos Varela aspira a más y por eso tiene en marcha una campaña promocional que pretende traer a un mayor número de ciudadanos de ese país a finales de este año y en el futuro próximo.

La razón es sencilla: muchos estadounidenses buscan huirle al invierno en el norte del hemisferio y escogen los climas tropicales. Panamá, que posee una creciente infraestructura turística, tiene todo para satisfacer a estos viajeros con hotelería moderna, hermosas playas, buena infraestructura vial y de comunicaciones, destinos paradisiacos, gastronomía variada, enormes centros comerciales y mucho más.

Para lograrlo, desde agosto pasado el Gobierno panameño adjudicó a la firma estadounidense VML INC, un contrato por 20 millones de dólares destinados a la promoción internacional del país, teniendo como punto de referencia a los viajeros provenientes de ciudades estadounidenses, pero también de Europa y otras latitudes. Este contrato tiene vigencia de dos años y busca superar los 3 millones de turistas cada año. Actualmente a Panamá llegan alrededor de 2.4 millones de visitantes.

¿Y por qué más visitantes de Estados Unidos? La razón fundamental es el poder adquisitivo de los ciudadanos de ese país. Según la Autoridad de Turismo, en promedio cada visitante que llega a Panamá gasta 216 dólares diarios y su estancia regular es de 8 a 9 días, lo que significa que deja regularmente entre 1.728 y 1.944 dólares durante su estancia. Este promedio podría aumentar si llegan más norteamericanos que generalmente invierten hasta un 20% más que los visitantes de otros países.

Otra razón es la estructura turística de Panamá, que se acomoda bien a los requerimientos del estadounidense, quien regularmente combina el mar, la comodidad hotelera, los destinos exóticos, los deportes extremos y las buenas compras.

Un tercer factor es la facilidad de transporte, con una amplia oferta de vuelos de Copa desde Miami, Orlando, Tampa, Nueva Orleans, Houston, Los Ángeles, Las Vegas, San Francisco, Nueva York, Washington, Chicago y Boston, entre otros. Además, United, Aeroméxico, JetBlue, Delta y otras empresas facilitan ese servicio, al que se le suman los numerosos cruceros provenientes de Miami y otras ciudades norteamericanas.

El problema tradicional para Panamá ha sido la mínima promoción turística que durante años tuvo el país y que en los últimos meses ha sido revertida con fuertes campañas publicitarias. Ahora, bajo el lema “Solo Panamá”, se busca que haya gran recordación del país en el momento tomar decisiones sobre viajes.

El turismo en Panamá representa alrededor del 10% del Producto Interior Bruto (PIB) del país y tiene una oferta hotelera subutilizada. Cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo de Panamá señalan que durante el primer cuatrimestre de 2016 la ocupación de los hoteles fue de 50,6%. El sector aspira a que al finalizar el año supere el 60%.

Y es que las posibilidades de atraer más visitantes de Estados Unidos son muy altas si se tiene en cuenta su población. Ese país tiene alrededor de 320 millones de habitantes, de los cuales, anualmente llegan a Panamá unos 350.000, cifra muy baja si se compara con Colombia, nación de 44 millones de habitantes y con alrededor de 270.000 visitantes a Panamá estimados para este año.

Además de la campaña promocional emprendida por la Autoridad de Turismo de Panamá, están en marcha alianzas estratégicas que involucran a empresas líderes en el mundo de la llamada “industria sin chimeneas”. Así, la “Miami latinoamericana” se fortalece como ciudad acogedora y una de las más modernas de la región.