Escucha ahora

Panamá Hoy Ultima Edición


Programa Estudiar sin Hambre inicia en la Comarca Ngäbe

Es un proyecto completo para que el niño, cuando vaya creciendo, valore la importancia de la buena alimentación y cómo impactar en el desarrollo de su comunidad, añadió la Ministra de Educación

Programa Estudiar sin Hambre inicia en la Comarca Ngäbe

Programa Estudiar sin Hambre inicia en la comarca Ngäbe. Foto: Cortesía

Celia Douglas

En el Centro de Estudios de Llano Tugrí, el Gobierno Nacional inició este lunes el programa Estudiar sin Hambre con un plan piloto que beneficia a cuatro escuelas y que incluye a los 300 corregimientos más vulnerables del país, con el objetivo de proporcionar a los estudiantes una alimentación balanceada como complemento de los estudios.

“¿Cómo están, muchachos?”, preguntó el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, junto a la ministra de Educación, Maruja Gorday de Villalobos, a su llegada a este plantel educativo ubicado en cabecera de la comarca Ngäbe Buglé, con motivo del inicio de las clases, en un recorrido que incluyó la Escuela Manuel José Hurtado, en El Chorrillo, y la Escuela Quebrada del Rosario, en el distrito de Las Minas, provincia de Herrera.

“Lo que estamos haciendo aquí, con este plan piloto del programa Estudiar sin Hambre, incluye los 300 corregimientos más vulnerables del país. Esta es una oportunidad extraordinaria, porque de nada vale todo lo que estamos haciendo si se descuida la nutrición de un niño”, dijo Cortizo Cohen.

El programa Estudiar sin Hambre cuenta con el respaldo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y se ejecuta en coordinación con los ministerios de Educación, Desarrollo Social, Desarrollo Agropecuario y Salud.

Cortizo Cohen destacó que se enfatiza el trabajo en las comarcas, el Panamá rural agrícola y en los barrios, “un proyecto lindísimo en el cual la FAO nos apoya con sus conocimientos”, remarcó.

La comida que diariamente se ofrece a los estudiantes se prepara con alimentos provenientes de productores y agricultores del área, a la vez que se capacita a las madres de los estudiantes para que preparen un menú nutritivo y balanceado.

El presidente Cortizo Cohen destacó la importancia de este programa. Se puede tener las mejores estructuras y los docentes más capacitados, dijo, pero el tema de la alimentación es fundamental, porque no hay manera de que un niño desnutrido pueda asimilar el conocimiento.

La ministra Gorday de Villalobos explicó que este programa incluye la entrega de panfletos y guías para capacitar a los padres de familia en la creación de huertos escolares y familiares.

Es un proyecto completo para que el niño, cuando vaya creciendo, valore la importancia de la buena alimentación y cómo impactar en el desarrollo de su comunidad, añadió la ministra.

En el acto, también se entregó al plantel un cheque del FECE por la suma de B/.59,700.00, y se inició el pago de la Beca Universal.

Con una matrícula de 597 estudiantes, en el Centro Educativo de Llano Tugrí se imparten clases en turnos matutino, vespertino y nocturno.