Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Prohibición de importación de buses “diablos rojos” debe mantenerse, sugiere el ex director del Tránsito, Pablo Quintero Luna

Para el ex funcionario, el presidente Torrijos ha tenido toda la información, incluso desde la gestión de Mireya Moscoso, para poner en marcha la modernización del transporte desde que inició su gobierno.

Prohibición de importación de buses “diablos rojos” debe mantenerse, sugiere el ex director del Tránsito, Pablo Quintero Luna
Para el ex director de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), Pablo Quintero Luna, el gobierno debe mantener una sola política en materia de transporte y no debe eliminar la prohibición de importación de buses “diablos rojos” tal como lo exigen los transportistas. El ex funcionario explicó que ya a los trabajadores del volante se les ha dado oportunidad para mejorar el servicio y la flota de buses, cosa que no ha ocurrido.

“El gobierno no puede estar una a favor y otra en contra, debiéramos mantener una sola política en materia de transporte. Yo creo que ya con el gobierno de la señora presidenta (Mireya Moscoso) se le otorgaron –a los transportistas- 30 millones (de dólares) para mejorar el transporte y no se vio, precisamente porque entre las cosas que se hicieron mal estuvo que los 30 millones a solicitud de los transportistas se dieron en parte para traer buses de segunda; se dieron en parte para pagar préstamos que tenían con las financieras; se dieron en parte para arreglar los buses viejos, y se dieron en parte para traer buses nuevos. El resultado está allí que no hemos mejorado nada”, indico el ex funcionario.

“Debiéramos mantenernos en que se debe mantener, valga la redundancia, la prohibición de traer buses de segunda; esos buses no son para transporte de pasajeros, esos buses son escolares. Entonces, esas modificaciones y eso lo que trae consecuencias funestas después. Yo creo que aquí debiéramos ya ponernos los pantalones largos en materia de transporte y decir, hasta que no se transforme el sistema en su totalidad, solamente se va a importar buses nuevos. Yo creo que el pueblo se lo merece, yo creo que es mejorar la calidad de vida trayendo buses nuevos. Y yo creo que los transportistas ya se le dieron una vez con el general Torrijos (Omar) préstamos, ya se le dio con Mireya préstamos; yo creo que ya ellos pueden nadar por su propia cuenta y hacer un esfuerzo y traer buses nuevos. Pero yo creo que eso de traer buses viejos, buses de segunda, eso no le conviene ni al país ni a la ciudadanía ni a los mismos transportistas”, insistió Quintero Luna.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) ha emitido dos fallos que han puesto en jaque al proyecto Transmóvil. El primero anuló la compra de 420 buses, y el anunciado este martes suspende provisionalmente el pago de 25 mil dólares de indemnización a los propietarios de “diablos rojos”, lo que implica que estos vehículos deben seguir en manos de sus actuales dueños y no del Estado.

Frente al panorama, Quintero Luna recomienda al presidente Martín Torrijos dejar para el próximo gobierno la transformación del sistema de transporte, para que se pueda realizar con suficiente tiempo, e insiste en que el Ejecutivo debe mantener el decreto que prohíbe la compra de buses de segunda y piezas para los buses que ya tienen.

“Si no se hizo en cuatros años y nueve meses, ya esperen 3 meses más y que el nuevo gobierno tome la decisión sabia, prudente y con suficiente tiempo para hacer el cambio total del sistema de transporte masivo. Pero yo creo que eso de estar permitiendo que vengan los buses ahora y después van a querer indemnizarlos y le van a tener que dar 50 mil dólares cuando esos buses valen 15, eso no está bien y deja un sabor amargo en la boca de que las cosas no se están dando bien”, sostuvo el ex director de la ATTT.

“Eso es como darle una aspirina a un paciente con un cáncer terminal, y perdone los señores que tienen ese cáncer, pero esa es una solución para hoy y llanto para mañana”, precisó.

Para el ex funcionario, el presidente Torrijos ha tenido toda la información, incluso desde la gestión de Mireya Moscoso, para poner en marcha la modernización del transporte desde que inició su gobierno, pero que no ocurrió, debido a que, a su juicio, le faltó decisión política al igual que a los otros gobiernos para enfrentar el problema del transporte”.

El problema del colapsado sistema por lo visto continuará como si nada hubiese pasado; mientras que a miles de usuarios –arriesgando sus vidas- no les queda de otra que seguir conviviendo y utilizando un servicio de buses cuya decadencia e ineficiencia, cada día, se superan entre sí.