Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Proyecto de ley 171 vendría a poner una nueva base en el ordenamiento jurídico para la regulación del ruido

El Minsa tampoco tiene la capacidad para cubrir toda la demanda de problemas de ruido que hay en la ciudad capital.

El diputado de la bancada independiente, Juan Diego Vásquez, presentó el proyecto de ley 171, el cual busca adoptar medidas para la prevención, regulación, monitoreo y vigilancia de la emisión e inmisión del ruido.

Vásquez explicó que esta ley lo que vendría a poner es una nueva base en el ordenamiento jurídico para que los municipios tengan que cumplir. “El municipio puede determinar hasta cierto punto cómo se aplica la ley, sanciones o procesos”, añadió.

Dijo que se tiene que crear una ley que pueda, de forma clara, establecer responsabilidades, definiciones y capacidades para reglamentar en cada municipio y el Ministerio de Salud (Minsa), y poder actualizar las normas del ruido.

Este proyecto de ley 171 fue trabajado y consensuado desde hace meses con el Minsa, el Ministerio de Ambiente, Ministerio de Comercio e Industrias (MICI) y muchas otras dependencias del Estado, que trabajaron en una mesa técnica. “Este proyecto de ley no es un invento mío ni algo improvisado, sino una necesidad que viene a tratar de asegurar la calidad de vida de todos los panameños en el territorio nacional”, argumentó el diputado.

Aseveró que actualmente la Policía Nacional no tiene facultades para decirle a alguien: “oye, voy a entrar y te voy a quitar la bocina”, por lo que considera que también se deben crear las facultades para que la Policía e instancias cercanas a la ciudadanía, pendientes y activas, puedan intervenir en este y otros procesos.

El Minsa tampoco tiene la capacidad para cubrir toda la demanda de problemas de ruido que hay en la ciudad capital.

De aprobarse esta legislación, el Minsa reglamentará las medidas para el uso de bocinas, equipo de sonido, alarmas, troneras y otro tipo de equipo o aparatos que generen ruidos molestos o que sobrepasen los niveles de límites permisibles de sonido que están contenidos en esta ley, que sean utilizados en el transporte terrestre, público, privado o similares.