Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


René Quevedo sostiene que sin inversión privada no habrá generación de empleo formal

A juicio del especialista, el peor enemigo de la reactivación económica del país ha sido la incertidumbre.

El especialista en mercado laboral, René Quevedo, analizó la situación que enfrenta al país respecto a la inversión, el crecimiento económico y el área laboral, indicando que Panamá tiene una economía en la que el 70% de los empleos son presenciales y la Covid-19 ha atacado fundamentalmente los sectores más vulnerables.

Consideró que no estamos atravesando un estado de emergencia sanitaria sino un estado de emergencia económica, pues argumenta que la prioridad del Gobierno ha sido la vacunación, no la generación de empleo.

“El costo socioeconómico del manejo de la pandemia es de 400 mil empleos. Tenemos que eliminar todas las restricciones de movilidad, acceso y por otro lado dosificar la narrativa del terror, cada vez que alguien habla de una nueva variante alguien pierde el empleo”, destacó.

Detalló que el año pasado el sector privado perdió alrededor de 289 mil empleos, mientras que la planilla estatal aumentó. “El sector privado pagó y sigue pagando la totalidad del impacto laboral de la Covid-19, el sector privado perdió 327 mil empleos en un año, el 37% de su fuerza laboral asalariada y que tiene todavía un 9% que mantiene contratos suspendidos; tenemos unos 80 mil contratos suspendidos cuya sostenibilidad está complicada”, agregó.

A juicio del especialista, el peor enemigo de la reactivación económica del país ha sido la incertidumbre.

Quevedo indicó que el ritmo de generación de nuevos empleos en función de los nuevos contratos laborales que permita el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) va a un ritmo de 54% de lo que fue en 2019.

“De enero a septiembre de 2019 ya se habían tramitado 296 mil nuevos contratos laborales, en lo que va de 2021 de enero a septiembre, Mitradel ha tramitado unos 160 mil contratos, esto me indica que la generación de empleo formal que es donde tenemos la catástrofe, va a un ritmo en deterioro con el clima de inversiones en el país. Sin inversión privada no habrá generación de empleo formal”, remarcó.

Debido a esta incertidumbre, Quevedo resalta que 4 de cada 5 panameños son pesimistas con su futuro laboral, causando inhibición del consumo, “si yo no estoy seguro si voy a tener ingreso yo no voy a gastar, no voy a asumir nuevos compromisos, voy a racionalizar lo que compro y esto me está inhibiendo la posible reactivación del consumo”.

En 2020 el consumo cayó unos $600 millones mensuales, por lo que menciona que mientras no se reactive el consumo no se reactivarán los empleos. 2Sin consumo no hay ventas, sin ventas no hay ingresos, sin ingresos no hay empleos, esto es una cadena”, apuntó el experto.

El especialista en mercado laboral sugiere que la mejor estrategia para traer inversión extranjera es la experiencia de los inversores extranjeros que ya se encuentran operando en Panamá. A su vez, recomendó mirar de cerca la negociación y el proceso del contrato entre el Gobierno y Minera Panamá, quien tiene la mayor inversión privada en el país con casi $7 mil millones y con 39 mil empleos formales, y 583 millones de compra a otros sectores de la economía.

“Tenemos que proyectarnos como un país de diálogo en pro de la inversión extranjera. La negociación del contrato con Minera Panamá marcará un antes y un después de las inversiones extranjeras en el país”, afirmó.

Dijo que en los últimos 30 años el crecimiento que ha tenido Panamá ha estado basado en inversión extranjera, “tenemos que mirar cifras y entender que no estamos en estado de emergencia sanitaria, estamos en estado de emergencia económica, el enemigo no es el virus, es el hambre”.

“Este año va a haber crecimiento económico, pero esto no se va a reflejar en mejora en los niveles de desempleo, hay mucha angustia, el fin de la moratoria, estamos hablando de la finalización para la suspensión de contrato, hay muchos elementos de incertidumbre”, concluyó Quevedo.