Escucha ahora

Más para Oir

Resumen diario


Rodrigo Noriega considera que no habrá ninguna negociación fuerte hasta que llegue Ricardo Alberto a Nueva York

Enfatizó que la justicia de Estados Unidos es considerada por muchos la mejor del mundo.

El abogado Rodrigo Noriega analizó la mañana de este miércoles, la extradición de Luis Enrique Martinelli Linares a Nueva York y la decisión de la magistrada juez, Marcia M. Henry de negarle la fianza de $3 millones.

Noriega aclaró que esta detención no tiene nada que ver con Panamá, “es Estados Unidos solito, a partir de la confesión de Odebrecht el 21 de diciembre de 2016. Luis Enrique y su hermano Ricardo Alberto, están enfrentando la justicia por posibles delitos cometidos en Estados Unidos usando su sistema bancario, presuntamente por blanquear dinero de una supuesta coima de Odebrecht, esto no tiene nada que ver con la justicia panameña. Panamá está juzgando por los delitos cometidos en Panamá y Estados Unidos por los delitos cometidos allá, no es doble juzgamiento en Estados Unidos”.

Se refirió a la nota que presentó el abogado del hijo del expresidente, Ricardo Martinelli, James G. McGovern, que consta de ocho páginas y que reconoce que desde 2018 hasta junio 2020 estaban en negociaciones con el FBI. “Ellos estaban al tanto de que existían estas investigaciones, y muy posiblemente se fueron a Estados Unidos por estas razones”, resaltó.

“Recordemos que la justicia penal estadounidense es negociable, el abogado empieza ofreciendo una declaración de culpabilidad de un delito de conspiración que es el delito de menos pena y que se le reconozca los 16 meses que Luis Enrique pasó detenido en Guatemala como parte de su sentencia en Estados Unidos, que la sentencia sea lo más suave posible. Es curioso que el propio abogado dice que fue una acción irresponsable, poco meditada, la de los dos jóvenes de salir de Estados Unidos en 2020. Esta es una negociación que el abogado McGovern va a tener con los fiscales, esto es como el comprador que pone el precio más bajo y el propietario el precio más alto, en este caso, el señor McGovern es el comprador y está poniendo el precio más bajo, vamos a ver qué precio ponen los fiscales”, expresó el letrado.

El experto en derecho afirmó que el sistema judicial de Estados Unidos es sumamente flexible. A su vez, recordó que a Luis Enrique lo están acusando de 5 delitos y a Ricardo Alberto Martinelli Linares de 4. “En el caso de Luis Enrique son dos delitos de blanqueo de capitales, un delito de conspiración y los otros dos de aprovecharse del dinero del blanqueo de capitales para adquirir bienes en Estados Unidos, que es casi lo mismo de lo que están acusando a Ricardo Alberto”.

“Él (Luis Enrique) se quiere declarar culpable del delito más suave, ese delito lo puede cometer una cajera en un banco, un auditor en una firma de auditoria que te altera un informe, están tratando de ponerlo en la luz más favorable como si fuese meramente intermediario y él fue manipulado por ‘un alto funcionario del gobierno de Panamá’ y es lo que se usa en toda la carta”, destacó.

Enfatizó que la justicia de Estados Unidos es considerada por muchos la mejor del mundo. “La de Nueva York es la mejor de la mejor y los fiscales de Nueva York son considerados los más agudos y detallados de todo Estados Unidos, estamos enfrentándonos a la mejor justicia del mundo”, subrayó el jurista.

El abogado McGovern fue fiscal de este sistema federal, por ende, conoce a lo que se enfrenta. “Él ha estado negociando con la fiscalía de Nueva York un acuerdo favorable. Él va a buscar que no se dé un juicio con un jurado porque ustedes se imaginan un juicio con un chico ítalo-panameño que tiene vinculación con esta familia política con un jurado neoyorquino, que es la gente más leída del mundo, la gente más trabajadora, si tenemos un jurado como ese no le va a ir muy bien. Él tendrá que negociar un acuerdo de pena, hay dos opciones, o negocias y reconoces la culpabilidad, o cooperas. Lo único que puede hacer es cooperar para identificar el presunto delito por el alto funcionario del gobierno de Panamá”, explicó.

A consideración de Noriega, “no habrá ninguna negociación fuerte hasta que llegue el hermano a Nueva York, hasta que la fiscalía no sienta que tiene a los dos no creo que vaya a ver una negociación de verdad, la fiscalía tiene la mejor herramienta para facilitar una negociación que se la dio la juez Marcia Henry que es la cárcel del centro federal de Brooklyn”.

En cuanto a esta prisión, el abogado mencionó que “allí no hay nada de que tú llegaste y le diste platita al policía, tú agarras un teléfono y hay una malla en el fondo, no se puede tocar a ningún visitante y todas las llamadas están grabadas. Es una cárcel fría con cucarachas, ratas, no lo van a poner en una zona peligrosa, pero no tendrá muchos beneficios, esta es una cárcel preventiva, y parte de lo que tú negocias es a qué prisión vas. En el centro de detención federal de Brooklyn, no tiene privilegios, no es VIP, créeme que el Renacer tiene mejores instalaciones que eso, la compañía no es muy selecta, no es gente con qué quisieras que te vieran comiendo con público al mediodía. Las cárceles de Brooklyn están muy cerca de la costa, todo el invierno preso, mucho frío, es una situación terrible, tu podrás negociar una mejor celda, una mejor prisión donde vas a pasar parte del resto de tu vida”.

Recordó que la justicia de Estados Unidos estuvo muy afectada por la Covid-19, por lo que una audiencia de fondo pudiese darse hasta mediados del otro año, por el momento, el proceso se encuentra en audiencias preliminares.

Este caso de los hermanos Martinelli tendrá un efecto reputacional, tanto para el grupo familiar como para el país, y “debemos estar preparados para eso, y esto puede alejar a inversionistas, dificultarnos conseguir prestamos y afectar a una cadena reconocida de supermercados con sus proveedores”.