Escucha ahora

Programación Musical

Radio Panama


Siete empresas podrán tener la licencia para la distribución de cannabis medicinal de acuerdo con lineamientos del Minsa

Con la ley de la regulación del uso del cannabis, Panamá se convierte en el primer país de Centroamérica que la aprueba.

Esta semana el presidente Laurentino Cortizo sancionó la ley 153, que regula el uso medicinal y terapéutico del cannabis y sus derivados, sin embargo, la iniciativa ha generado ciertas inquietudes.

Marie Millard de la fundación Luces, dedicada a pacientes que padecen de epilepsia y que formó parte de estas discusiones ante el pleno de la Asamblea Nacional, dejó claro que, pese a que para muchos pacientes esta sanción de ley representa una esperanza para mejorar su calidad de vida y calmar muchos dolores, eso no significa que ahora todo el mundo va a traer cannabis al país, pues hay una estricta regulación.

Explicó que esta fue una ley muy robusta que indica las formas en que esto va a estar disponible en Panamá, pero aún falta la reglamentación por parte del Ministerio de Salud, antes de que se pueda entrar a ver un tema comercial. “No se está hablando de marihuana recreacional ni se van a poner a los niños a fumar, son productos manufacturados con altos estándares de calidad, está establecido dentro de la ley todos los requisitos que debe cumplir quien quiera aplicar a tener una licencia para producir el producto en nuestro país porque puedes producirlo, importarlo y exportarlo”, indicó.

Millard detalló que aquellas empresas que deseen aplicar para obtener las licencias deben tener cierta solvencia económica, experiencia comprobada y los miembros de la directiva deben tener un currículum transparente, no haber tenido problemas legales de ningún tipo, requisitos de seguridad.

Añadió que por ahora la adquisición de las licencias está limitada solo para siete empresas que serán las encargadas de manejar el producto por cierta cantidad de años.

Recalcó que el Minsa será la entidad encargada de evaluar que estas empresas hayan cumplido con todos los lineamientos y puedan continuar con la licencia por un par de años más, en el caso de incumplir le será retirada la misma.

En cuanto al tema de los hospitales, dijo que todavía no está definido con el Minsa qué tantos hospitales públicos van a manejar el producto para que pueda ser accesible a toda la población que no cuente con recursos económicos.

Resaltó que se podrá acceder al cannabis únicamente bajo la regulación médica y será controlado. Se necesitará contar con una receta especial y se creará un registro de pacientes que utilicen el producto.

“Esta ley que se aprobó ahora refiere todos sus vacíos a la ley 14 de medicamentos controlados, es decir, todos los médicos especialistas que estaban recetando medicamentos controlados son los mismos que tendrán la facultad de poder recetar el uso del cannabis”, sostuvo. 

Con la ley de la regulación del uso del cannabis, Panamá se convierte en el primer país de Centroamérica que la aprueba.