Escucha ahora

Más para Oir

Resumen diario


Silvio Guerra: ‘Falta mucha instrucción y educación en los agentes policiales’

Aseveró que aquí seguimos ausentes de una auténtica política criminal, una auténtica política del Estado nacional en cómo tratar el fenómeno delito, aquí los estamentos que tienen que ver con la seguridad nacional, en coordinación, aquí no hay coordinación de una política criminal, aquí cada cual hala la soga por donde se le antoja.

Silvio Guerra: ‘Falta mucha instrucción y educación en los agentes policiales’

Abogado Silvio Guerra. Foto: Cortesía

El abogado Silvio Guerra, se refirió la tarde de este miércoles, en el noticiero vespertino Panamá Hoy, sobre el confuso incidente entre unidades de la Policía Nacional y el jugador de la Selección Nacional de Fútbol, Cristian Martínez, cuando fue conducido a un juez de paz por presuntamente alterar la convivencia pacífica cuando salió del partido de Panamá con El Salvador.

Según Guerra, esta situación ha causado mucho estupor social e impresión negativa porque “lo primero que uno se dice es: ‘un muchacho que forma parte de la selección nacional que recién acaba de salir de un juego importante de la República de Panamá con El Salvador, ¿qué sucedió y qué causó que se le aprehendiera? e incluso se le privara un par de horas de su libertad”.

Mencionó que cuando se dan incidentes como balacera, cruces de balas, por alguna razón o circunstancia que no tiene que ver nada con la vinculación de un delito o que está relacionado con quiénes realizan la actividad de las detonaciones, “la policía no puede de buenas a primeras aprehenderte o privarte de tu libertad”.

Explicó que la única condición o excepción que permite la ley, en su artículo 234 y previo (artículo 233) del Código Procesal Penal, llama la aprehensión policial si la persona es descubierta infraganti o en estado de flagrancia, o es perseguida porque el policía lo vio participando en algún delito, o se haya fugado de algún centro penal de detención.

“Ya lo he venido diciendo, falta mucha instrucción y educación, sobre todo en los agentes policiales que mandan a la calle, de manera muy esporádica te encuentras con algunos que son muy respetuosos, o de pronto te encuentras con la mayoría que te hacen recordar a los viejos tongos de los militares, de la dictadura, pero tú sientes que en vez de tratar con una gente que está llamada a mantener el orden, te encuentras con alguien que te está ‘rofeando’”, remarcó el letrado.

Aseveró que “aquí seguimos ausentes de una auténtica política criminal, una auténtica política del Estado nacional en cómo tratar el fenómeno delito, aquí los estamentos que tienen que ver con la seguridad nacional, en coordinación, aquí no hay coordinación de una política criminal, aquí cada cual hala la soga por donde se le antoja”.