Escucha ahora

Lo que hay que oír

Erika Nota, Paulette Thomas y Orman Innis


Sin Filtro: Alarma del cambio climático suena en Panamá; ¿Se escucha?

El país solo se encarga de medidas paliativas, mientras el Canal de Panamá lucha para continuar siendo competitivo.

Leonardo Grinspan

 

Parece que en Panamá se estuviese mirando para el costado o ignorando temas que se deben abordar con urgencia, pero a pesar de que especialistas, voluntarios, organizaciones internacionales, y hasta el planeta, están avisando lo que se viene, acá por ahora se realizan estudios, y se toman medidas paliativas. 

El cambio climático ya es una realidad, si no, fíjese en los aumentos de temperaturas, en los cuidados con el sol, en que llueva en enero, y que en el resto del año no llueve lo que el país necesita. 

Según un estudio realizado por el GLOBAL FACILITY FOR DISASTER REDUCTION AND RECOVERY, que en español es el  fondo mundial para la reducción del riesgo por el cambio climático, Panamá se encuentra en la posición 14 del listado de países en riesgo a múltiples desastres por el cambio climático, en la que el 15% del territorio nacional y el 12,5% de la población están en riesgo de sufrir por estos problemas. 

La agricultura y la seguridad alimentaria, los ecosistemas, el agua, entre otros. 

El estudio agrega que el análisis arroja que Panamá está expuesto ya para este 2020 en un aumento de temperatura en la temporada seca, desde 1 a 3 grados Celsius para 2050 y de 1 a 5 grados para 2080, sumado a esto los eventos climáticos extremos, y el problema con las precipitaciones. 

Con todos estos datos sobre la mesa, toca pensar directamente en el referente del país, el Canal de Panamá. La vía interoceánica que vive del agua, y que en el 2019 registra el quinto récord histórico con menos lluvias en el país, que puedan bañar los Lagos Gatún y Alajuela, de los que vive el principal negocio del país. 

Por lo que la interrogante aquí planteada es:

¿Esta el país y el canal preparado para atacar los problemas que trae consigo el cambio climático? 

Las medidas anunciadas semanas atrás por el administrador Ricaurte Vázquez, hablan de la realidad de una vía interoceánica, que debe adaptarse a las nuevas condiciones de trabajo. Luchar por no dejar de ser competitivos, ante un Canal de Suez que a diferencia del de Panamá, no requiere de un sistema de elevación para pasar barcos de un sitio a otro, y el ártico que ante su deshielo, llama la atención del mercado. 

 

El estudio para la conexión del Lago Bayano a los Lagos conectados al Canal de Panamá, la posibilidad de desalinizar el agua, que según los expertos seria la solución más cara, el análisis de Río Indio, y hasta se ha hablado de utilizar el agua tratada por el Planta de Aguas Residuales en Juan Dïaz, para llevarla al los lagos del Canal de Panamá. 

Tanto la Autoridad del Canal de Panamá y las autoridades gubernamentales,  han dejado claro que la prioridad la tiene el consumo humano, porque de allí se abastece medios país, más de 2 millones de personas. Por ello la ACP ha interpuesto nuevas tasas para las navieras que utilizan el canal, para asi poder maximizar su uso y minimizar su impacto. 

Si bien está claro que los impactos del cambio climático ya llegaron, todavía se está a tiempo de tomar las medidas necesarias para hacer al Canal mas resiliente ante los embates y ue no pierda su competitividad. 

La lucha contra el aumento de la temperatura de los océanos, que aumenta la evaporación y afecta también el nivel de los lagos continúa... 

Por lo que la interrogante aquí planteada es: 

¿Esta el país y el canal preparado para atacar los problemas que trae consigo el cambio climático?